Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 16.Julio.2019
Terraverde
  |   28.Febrero.2019   |   Por:  
Gerardo Gómez

Presidente de los comunales del Tolima de acuerdo con cadena perpetua para violadores y asesinos de menores

Crédito: 
Archivo / EL TIEMPO
Afirma que los castigos se deben endurecer y esa tarea la deben asumir los congresistas del país.

Gustavo Ospina, presidente de la Federación Comunal del Tolima se ha referido al y execrable caso del homicidio cometido en la persona de la estudiante de grado once y menor de edad, Rosemary Castellón, afirma que si bien la pena de muerte debería ser justo castigo para muchos de estos casos, es consciente que si no se logra, las condenas deberían llegar al máximo.

“A nombre de la Federación Comunal del Tolima, manifestamos nuestras más sinceras condolencias a los padres y familiares de la señorita Rosmery Castellón, lamentablemente estos hechos se están volviendo algo cotidiano en el Tolima, se quiere volver costumbre el asesinato de niños, niñas y mujeres así como los casos de suicidio, la verdad es que ya se le debe poner coto a esta situación y es muy importante la iniciativa o proyecto nuestros parlamentarios para aprobar en el Congreso la ley de cadena perpetua para estos asesinos.

Dijo que la sociedad colombiana no debe permitir más que criminales de este calibre, sigan sueltos o pagando penas irrisorias conociendo no solo el daño físico y moral  tan grandes que le están haciendo a muchas de nuestras familias.

“Yo iría más lejos y pienso que a gente como esa, mirando cada caso y las circunstancias, deberían era de aplicárseles la pena de muerte porque seres de esa clase no deberían existir, no merecen vivir, por lo tanto como representantes de los comunales rechazamos estos hechos y más como en este caso, al quitársele la vida a una jovencita que estaba empezando a vivir y de paso causarle un dolor tan grande a su familia”, dijo Ospina.

Expresó que este flagelo está golpeando a todos los sectores de la sociedad, desde el más pobre hasta el más rico porque la delincuencia no tiene límites y hace el mal sin miramientos, además llamó a que todos las comunidades para que se unan en un frente común y se apruebe la ley busque frenar esta barbarie que está azotando al país.

“Sé que el manifestar que hasta la pena de muerte se debe llegar, suena duro pero debemos pensar también que las principales y más numerosas víctimas de estos crímenes son nuestros niños, niñas y menores jóvenes adolescentes tal como lo revelan las estadísticas y van desde los cuatro a los dieciocho años, entonces quienes hacen esto sólo causan más dolor y tristeza, concluyó.