Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Julio.2019
Terraverde
  |   04.Julio.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Imputaron cargos a un conductor de buseta que se negó a socorrer a una pasajera

Crédito: 
Ecos del Combeima y suministrada por la Fiscalía
La hija de la víctima denunció lo ocurrido ante la Fiscalía por la negligencia del conductor e informó que la empresa no puso al servicio de la afectada el Soat, aún sabiendo que el accidente ocurrió por una presunta imprudencia del conductor. 

Se trata de Miguel Antonio Prieto Pachón, quien fue imputado por la Fiscalía por el delito de homicidio culposo en concurso heterogéneo con omisión de socorro, tras inferir mediante elementos materiales probatorios y evidencia física que habría actuado de manera imprudente, indolente y negligente, tras haber ocasionado que una anciana que llevaba como pasajera en la buseta de servicio público que él manejaba, se cayera y aún así no la llevara hasta un centro asistencial para su atención médica oportuna. 

Hay que recordar que el hecho ocurrió el 17 de marzo de 2017, cuando la señora María Elvia Porras Batista abordó la ruta 48 en horas de la mañana, a la altura del sector conocido como Plaza del Jardín en Ibagué con destino a una iglesia cristiana donde se congregaba. Poco después, al ponerse de pie para timbrar y generar que el vehículo se detuviera, el conductor al parecer hizo una maniobra brusca por esquivar a un motociclista, provocando la caída de la víctima dentro del mismo automotor.

De inmediato los pasajeros socorrieron a la señora de avanzada edad, mientras que el conductor siguió su camino sin que aparentemente se preocupara de lo que le había pasado a la víctima, terminando su recorrido en el sector conocido como Pastales de la ciudad, donde al parecer le ofreció la suma de 10 mil pesos para que se fuera por sus propios medios a su casa y comprara algo para el dolor.

La señora se negó y le manifestó que no podía caminar, por lo que le pidió que la llevara hasta su casa, a lo que el imputado finalmente accedió.

La familia de Porras Batista fue la encargada de llevarla a un centro asistencial de la ciudad, donde le diagnosticaron una fractura de fémur en su pierna izquierda y de cadera, por ello fue sometida a una cirugía de complejidad de la cual quedó delicada y estuvo en la UCI por varios días.

Cuatro meses después, el 7 de agosto del mismo año, la señora falleció a causa del deterioro que sufrió su salud, a raíz del accidente.