Alcaldia
Casa Toro
  |   12.Agosto.2022   |   Por:  
Gerardo Gómez

En el País - la Ceibita está peor el remedio que la enfermedad

Crédito: 
Suministrada
Aranzalez
Lo que parecía ser una solución al daño qué afectaba la vía y la movilidad, se convirtió en un dolor de cabeza.
Velotax

El incumplimiento del contratista y los daños qué se han venido generando al sistema del alcantarillado en el sector de El País - La Ceibita en la comuna número 7, en la parte baja de El Salado, tienen desesperados a los habitantes quiénes han acudido ante varias instancias sin que hasta el momento se les brinde una solución tal como lo ha contado la líder del sector, Claudia Vargas quién afirma que ya no aguantan más demoras y evasivas.

“En este sector, en una de nuestras vías, se está ejecutando una obra para pavimentación por parte de la Gobernación del Tolima y está siendo ejecutada por la empresa Asfaltemos desde el mes de enero con una lentitud tremenda y esta obra lo que ha ocasionado es que se colapse el alcantarillado de nuestro sector donde va el descole, debido a que el mal trabajo de ellos de Asfaltemos, al dejar destapados pozos y tuberías en el transcurso del trabajo, lo que llenó las tuberías de material y hay alrededor de tres pozos tapados porque se ha reventado el tubo”, explicó doña Claudia a través de Ecos del Combeima.

Mucho tiempo esperó esta comunidad y la de los barrios aledaños, para que se realizaran los trabajos que les iba a remediar el grave daño de la vía por donde circula la ruta de buses, pero lo que de buena voluntad atendiendo las peticiones de la comunidad, inició la Alcaldía, se les ha convertido en otro tormento porque ni se ha recuperado la vía y ahora tienen dañado parte del sistema de alcantarillado,

“El IBAL dice que ellos pueden cambiar ese trayecto pero que primero necesitan destapar, vienen con el Vactor, intentan destapar, no han podido, pero salen y se van, hoy vinieron y no pudieron, dijeron que mañana en la mañana pero eso se convierte en ocho días porque con el ingeniero Del Campo (Jefe de alcantarillado del IBAL), es así, en estos momentos estamos en una calamidad, hay un río que corre por toda la carretera, nos tocó desviarla para evitar más contaminación pero estamos en una verdadera emergencia sanitaria, por favor, ayúdennos para que el IBAL y el alcalde, la Gobernación escuchen esta súplica porque todos han escuchado lo que nos está sucediendo y no nos han solucionado”, agregó la ciudadana.

En meses anteriores, la comunidad realizó protestas en vista que con la época invernal se les llenaba parte de la vía de agua y con botes, flotadores, cañas de pescar y demás alegorías llamaron la atención de las autoridades y los gobiernos para que se les atendiera, pero ni la atención a sus demandas, ni mucho menos la obra se han podido reflejar como soluciones.