Alexa
Ibagué - Colombia, 27 de Junio de 2017

Comentar Comentar

Tecnología | 19 Feb 2017 - 7:34 am | Por: Revista Semana

El reinado de la radio ahora está en lo digital

El
En Colombia, la radio le llega a más personas a través de medios digitales como Facebook Live, páginas web, aplicaciones de celular y podcasts.

Mientras Noruega se convierte en el primer país del mundo en abandonar la frecuencia modulada (FM) por un estándar digital, Colombia por su lado fortalece la presencia de emisoras en todo el territorio y en todos los formatos.

El avance tecnológico a pasos agigantados ha revolucionado los medios de comunicación tradicionales, algunos como los periódicos han recurrido a las páginas web para hacer la transición al mundo digital.

En el caso de la radio en Colombia, desde sus inicios han adoptado los mejores equipos de difusión de señal, gracias a eso en la totalidad del territorio se puede escuchar alguna emisora, hasta en los sitios más recónditos de la geografía nacional como las selvas amazónicas. Prueba de ello es que, en la desafortunada época de los secuestros, el único medio de comunicación que conectaba a los secuestrados con sus familiares era la radio.

En la actualidad la radio se reinventa para seguir vigente en la vida de los colombianos y no quedarse rezagado frente a los otros medios. La radio ha acompañado a los colombianos en los buenos y malos acontecimientos del país desde el comienzo del siglo XX.

Las primeras ondas de radio en Colombia se propagaron a comienzos de 1920. Algunas familias adineradas introdujeron en el año 1923 los primeros receptores y transmisores de baja potencia. Pero fue hasta 1929 cuando el presidente Miguel Abadía Méndez, luego de varias solicitudes y demoras de equipos necesarios, inauguró la primera radiodifusora del país, la HJN, más tarde la Radiodifusora Nacional.

Entre los años 1930 y 1940 la radio colombiana se fortaleció, amplió su difusión a gran parte del territorio nacional y consolidó temas como el político, el histórico y el económico.

Luego de una reorganización empresarial en la que se administró la parte de producción, técnica, operadores, guionistas y locutores, se empezaron a agregar más horas de transmisión con el lanzamiento de programas en vivo, de humor, de música y hasta de cubrimientos especiales como clásicos deportivos y carreras de caballos, por medio de equipos de señal FM que permitían un mayor alcance.

El cubrimiento de noticias también se hizo presente, lo que se llamó en su momento Radioperiodismo. Un estilo de periodismo que consistía en enviar reporteros al lugar de los hechos y luego ellos vía telefónica transmitían lo sucedido hasta la emisora y desde allí retransmitían la señal para los oyentes. Con algunas modificaciones y mejoras, esa manera de informar sigue vigente en la radio.

Uno de los hechos más importantes que se transmitieron por radio fue el accidente de la avioneta en la que viajaba el famoso cantante argentino Carlos Gardel y en la que también falleció el tío abuelo del expresidente Ernesto Samper, piloto del avión. El cubrimiento completo del fatídico suceso se transmitió por radio y abrió paso al periodismo radial en Colombia.

Desde ese momento la radio se convirtió en el medio informativo más importante del país, por lo que años más tarde se conformaron cadenas radiales, emisoras culturales y emisoras musicales. Era tal el éxito de la radio, que el público dedicaba gran parte de su día a oír atentamente los programas y fue entonces cuando se decidió agregar nuevos programas que atraparon más audiencia; las radionovelas, radioteatro, shows musicales y programas de concurso fueron algunos de los más reconocidos. 

Con la aparición de Caracol Radio, RCN y Todelar se acentuó la competencia en el medio radial, una lucha por la expansión y la difusión de intereses comerciales y de opinión. Pero al mismo tiempo se estaría gestando otro fenómeno que años más tarde pasaría a ser el primero: la televisión. La consolidación de la televisión afectaría a la radio, aproximadamente desde la década de los 1980 varios programas radiales que eran insignia desaparecerían, por ejemplo, las radionovelas que fueron remplazadas por las populares novelas de televisión. 

No obstante, la radio en Colombia siempre ha sido muy fuerte y ha dado muestras de innovación y diversidad. Tanto las grandes como las medianas y pequeñas emisoras han variado su programación y han establecido un sello propio que las diferencia de las demás; algunas enfocadas en noticias y opinión, otras en deportes y por supuesto, las musicales, que desde el inicio han sido pioneras en audiencia.

El servicio público de radio en Colombia ha tenido un crecimiento exponencial en las últimas décadas, al día de hoy 1.596 emisoras transmiten su señal por medio del espectro radioeléctrico de las bandas FM y AM, repartidas en 1.243 para .M y 353 en AM. Según la Subdirección de Radiodifusión Sonora del Min TIC, la radio es el medio con más alcance y difusión del país, 48,3 millones de colombianos, que corresponden al 99,1 % de la población nacional pueden oír radio.

Las 1.596 emisoras del país se dividen así: 667 emisoras comerciales; 626 emisoras comunitarias y 303 son emisoras de interés público, consideradas canales de comunicación entre el Estado y los ciudadanos de zonas más apartadas, con contenidos educativos, culturales, que promueven la defensa de los derechos constitucionales, la protección del patrimonio cultural, entre otros temas.

En cuanto a la modernización, el gobierno nacional, en cabeza del Ministerio de las TIC, busca fomentar y fortalecer la presencia de la radio en los territorios más apartados. Una de las primeras acciones fue suscribir un acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) con el fin modernizar los Planes nacionales técnicos de radiodifusión sonora para FM y AM; además de definir la estrategia tecnológica para la futura radio en Colombia. "Queremos que la radio colombiana se apalanque cada vez más en las nuevas tecnologías para la radiodifusión sonora, y esta es una meta que buscamos con el acuerdo de la UIT", señaló el Ministro David Luna.

Otro reto importante que se le avecina a la radio en Colombia es la inclusión de nuevas voces como parte del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y la guerrilla de Las FARC. Estas serán emisoras comunitarias que buscarán divulgar y hacer pedagogía del posconflicto en regiones apartadas de centros urbanos. Un tema que ha causado mucha polémica pero que busca crear un equilibrio de opiniones, generar inclusión y fortalecer la comunicación en zonas rurales del territorio nacional.

Ya sea para oír noticias, un programa cultural, música o un partido de fútbol, la radio seguirá presente en la vida cotidiana de los colombianos y seguramente encontrará la forma de acomodarse a los avances tecnológicos de la actualidad. Por medio del clásico radio de pilas, de una aplicación celular o de una página web, la radio se reinventa y se consolida como uno de los principales medios de comunicación de Colombia.

Tomado de Revista Semana (ver nota original) 

0
Su voto: Ninguno

Ecos del Combeima no se hace responsable por las opiniones expresadas en este foro

Lo último