Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 14.Agosto.2020
Inacar
  |   07.Julio.2020   |   Por:  
Gerardo Gómez

Pedro Reinoso, ‘La cerveza hace al maestro’

Crédito: 
Suministrada
Este joven nacido en Bogotá con raíces netamente tolimenses, se destaca como uno de los pocos verdaderos maestros cerveceros que tiene Colombia y tras estudiar y cosechar logros quiere crear su propia marca de cerveza artesanal.

Dicen que ‘la experiencia hace al maestro’, pero para Pedro Javier Reinoso Bernal, un joven de 25 años, ingeniero químico egresado de la Universidad de los Andes y graduado como Maestro Cervecero del VLB, Centro de Investigación y Enseñanza para Cervecería de Berlín (Alemania), el dicho cambia un poco porque lo  que algunos consideran un vicio, se convirtió para él en su proyecto y forma de vida.

“Mi hijo Pedro fue nacido en Bogotá pero bautizado en Piedras-Tolima, como para confirmar sus ancestros” dice su padre, Héctor Reinoso, un ‘piedruno’ de pura cepa, miembro de una familia de estirpe tolimense, él junto a sus hermanos se han dedicado al campo, a la ganadería y a brindarle los medios a sus herederos para educarse y salir adelante cultivando la disciplina y los valores familiares que les han dado frutos también como empresarios en la capital y en otras regiones del país.

Pero como lo afirma el muchacho, desde que se fijó la meta de llegar lejos en la investigación, producción y desarrollo de bebidas alcohólicas fermentadas en lo cual ya lleva 7 años de su vida, sabía que debía empezar desde el comienzo y conocer todos los secretos para llegar a ser un buen Maestro Cervecero, lo que lo ha llevado a trabajar en la afamada y prestigiosa cervecería artesanal Zip’s Brewhouse ubicada en Miskolck, Hungría.

“El Maestro Cervecero es la persona que tiene el conocimiento y la experiencia en la producción de cervezas y que ha entendido que es mucho más que elaborar lotes de cerveza en su casa de una forma un poco rudimentaria sino que está más metido en la teoría y cómo se hacen la recolección de levaduras, la aplicación de las materias primas y todos los procesos”, afirma Reinoso.

Dijo que después de terminar el colegio, se decidió por la Ingeniería Química porque le apasionaba y tenía gusto por todo acerca de los procesos industriales y ahí le dio el gusto por las bebidas alcohólicas fermentadas, inició con el Hidromiel, una bebida alcohólica a base de  agua y miel pero que enfocado en esa bebida, no encontró cursos o formas de perfeccionar su investigación y de ahí llegó al mundo de la cerveza para aprender y especializarse en esto que es apasionante y que en Colombia se ha convertido en un nuevo movimiento sobre formas, colores, aromas y sabores de esta preparación con un enfoque hacia lo artesanal más que a lo industrial.

“Inicié en Colombia trabajando en una cervecería artesanal que se llama Madriguera y tras cumplir los requerimientos de experiencia laboral en producción cervecera y junto a mis estudios en Ingeniería Química, fui aceptado para formarme en seis meses, todos los días, como maestro cervecero, en la cervecería uno debe comenzar desde abajo para conocer todos los procesos y en Bogotá cuando llegué me dijeron acá hay que barrer, lavar, trapear, limpiar tanques, barriles y a partir de esa experiencia me fui enfocando en la producción cervecera combinando la teoría con la práctica”, expresó.

Afirma que a excepción de Alemania donde la cerveza es algo cultural, la industria cervecera en Colombia está a la altura o al nivel de las del resto del mundo pero que a dentro del movimiento de la cerveza artesanal, estamos aún un poco rezagados con relación a la experiencia y estilo de vida europeo donde la gente por nivel de ingreso, por tradición y cultura, consume mucha más cerveza para conocer sabores o experiencias y que el movimiento artesanal está incipiente en nuestro medio porque se necesita de mucha inversión y son esfuerzos de soñadores y emprendedores con recursos personales.

“El colombiano promedio piensa que la cerveza es solo para emborracharse o para celebrar, mientras que el europeo vive la cultura donde se toma una cerveza en el desayuno, en el almuerzo o en la comida y no necesariamente es para emborracharse, eso lo debemos cambiar en Colombia, lo único malo de la cerveza puede ser el exceso de alcohol, es una excelente fuente de azúcares saludables, de calcio, magnesio, sulfatos, cloruros y los sabores que la enriquecen, también es una buena fuente de proteínas y que como toda bebida alcohólica tomada en exceso, puede ser perjudicial.

Con la empresa de cerveza artesanal donde labora en Hungría, Pedro Reinoso ha cosechado dos premios en Frankfurt y ganaron medalla con de oro con la cerveza Black Ipa de una receta antigua y medalla de plata con una receta de su autoría, denominada Tiszalöki Telepi Nevelés, catalogada como una Hoppy Wheat Beer; afirma que su sueño a mediano plazo es volver a Colombia después de acumular conocimientos y experiencias y establecer su propia marca de cerveza artesanal para lo que ha pensado establecerse en Bogotá por cuestiones de mercadeo y comercialización pero sin dejar de lado sus ancestros tolimenses desde donde creció en medio del paisaje y el ambiente natural.