Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 17.Julio.2019
Terraverde
  |   26.Junio.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

“Proyecto de ley que impulsa la industria panelera beneficiará a pequeños productores de trapiches de economía campesina”: Paloma Valencia

Crédito: 
Suministrada
La senadora del Centro Democrático se refirió a su iniciativa que busca fortalecer ese sector productivo en el Tolima y además se expuso los beneficios que tendrá el departamento con la redistribución de las regalías con la implementación de proyectos minero-energéticos.

En diálogo con Econoticias, la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia, se refirió a dos importantes proyectos que venían siendo analizados en la Cámara de Representes y el Senado los cuales traerán beneficios para el Tolima, el primero de ellos un proyecto de ley que impulsa la industria panelera del país y el otro la redistribución de las regalías en las regiones.

Inicialmente la congresista se refirió al proyecto del cual fue autora y es el proyecto panelero que ahora pasó a sanción presidencial, por el que ha venido trabajando durante tres años y que busca beneficiar el sector de la economía en Colombia y cambiar así el rumbo de la panela en el país.

Con la aprobación de este proyecto, la senadora espera “crear un gran programa en el Ministerio de Agricultura para la organización de todos los trapiches paneleros de Colombia, 350 mil familias paneleras en el país, 20 mil trapiches, pero todos en muy mal estado”.

El pequeño trapiche colombiano está envejecido, no tienen la tecnología para poder funcionar, vamos a tener un programa para mejorar los trapiches y garantizar buena calidad de nuestras mieles y panelas y mejorar la productividad de los campesinos que hoy están recibiendo menos ingresos por la panela que por sus propios costos de producción”, aseguró la congresista.

De igual forma expuso que actualmente se ha venido cayendo en un 40% el consumo de este producto y por eso se espera “generar nuevos mercados a los paneleros y para eso estamos invitando a las empresas de productos de consumo masivo a que miren la panela como un endulzante orgánico, endulzante que puede tener mejores características que el azúcar y reciban un descuento tributario al igual que los exportadores para poder crear un nuevo mercado”.

Con este avance, también se tuvo el apoyo de la Organización Estados Iberoamericanos quien ha financiado una investigación que liderara la Universidad de los Andes y la Universidad Nacional para determinar las cualidades del endulzante y los beneficios que pueda tener la panela como endulzante, y así “poder decir a las empresas de consumo masivo que compren al menos la panela en un 50% del pequeño trapiche colombiano y van a recibir unos incentivos tributarios que van a mejorar la rentabilidad a los productos”.

Otro de los aspectos importantes con este proyecto de ley, es que se van a crear nuevas figuras del Invima, y serán el artesanal y emprendedor, ya que “muchos campesinos a la hora de vender su panela o cualquier producto artesanal tienen el problema que deben venderlo a quien es dueño del Invima y se ha vuelto costoso y difícil de obtener, por eso tienen que vender a muy bajo costo a un intermediario protegido por el Invima”.

Es por eso que con el director del Invima, Julio Aldana, se viene desarrollando el Invima artesanal y el emprendedor, que son dos clases de Invima que van a tener muy a bajo costo los registros sanitarios y son distintos al registro tradicional que tienen las empresas grandes para que puedan entrar a mercados y puedan participar en la venta de grandes superficies y exportación.

La congresista explicó que “los paneleros de Mariquita quienes tienen ya la central de mieles y quieren sacar un Invima pueden hacerlo colectivamente, uno solo invima artesanal y viene acompañado de una Cámara de Comercio para artesanos y emprendedores pequeños y tener una formalización de su negocio, lo que hemos llamado la escalera de formalización que les va permitir avanzar en ese propósito de participar activamente en el mercado”.

Uno de los mayores beneficios de este proyecto es que también se ha pensado en la producción de alcoholes para consumo humano y rones artesanales, el futuro de la panela y el agro colombiano, ya que Valencia indicó que “la mayoría de los alcoholes con los que se produce el aguardiente colombiano son importados, se compran en el exterior y luego se producen en Colombia”.

Por eso la senadora propuso “montar un gran proyecto con gobernadores y el SENA para para enseñar a los campesinos a destilar, tener alcoholes de buena calidad y también convertir a Colombia en un país ronero, que cree rones con denominaciones de origen y permita crear toda la ruta dulce”, que será un pilar en el turismo del departamento y otras regiones del país.

Proyecto de regalías

Otro de los proyectos que se vienen analizando en el Congreso de la República y el cual apoya la senadora Paloma Valencia es la conciliación de regalías, esto en cuanto a la reforma hecha por el gobierno de Juan Manuel Santos y la cual ha pasado a primera vuelta en Cámara y Senado.

La congresista indicó que “la reforma en el gobierno de Juan Manuel Santos lo que pretendió fue que las regalías fueran para todos, ese discurso suena muy bien, pero tienen un problema, las explotaciones minero-energéticas tienen unos costos para las comunidades que las tienen que soportar”.

“Hoy lo que está pasando es que ningún departamento productor y los municipios quieren dejar hacer explotación minero-energéticas y que giren regalías de otras partes, entonces se ha vuelto imposible avanzar en estos prouyectos en el país porque ya no había lo que se llama las licencias sociales, por lo que esto es necesario si el país quiere avanzar por la senda de este tipo de producciones”, manifestó Valencia.

Con esta conciliación se espera “llevar a los teritorios productivos a un 25% doblados los recursos que tiene actualmente y el 5% se va destinar directamente a los municipios productores, para que con la figura de anticipo de regalías puedan al tiempo que se hace la explotación minero-energética se inicie la construcción de las obras sociales acordadas con la comunidad”, advirtiendo que “se necesita volver la minería un negocio atractivo y poder tener para viabilidad de todas obras”.

Este proyecto también busca “aumentar los ingresos a los municipios más pobres de Colombia, mantienen de manera idéntica los angeos que están recibiendo los departamentos y municipios no productores, y aumenta en un 0,5% los recursos de ciencia, tecnología e innovación y crea una figura especial que es 1% que es de mi autoría para la protección del medio ambiente para que defendamos el Amazonas y los parques nacionales colombianos, que si no es mucho es el inicio de un cambio donde podamos tener recursos ambientales”.

En el caso de los OCAD departamentales, la congresista dijo que se espera no continuar con esa figura, sino una nueva “que garantice que los recursos de regalías sean para proyectos de inversión regional, que no se vuelva plata de bolsillo” y así “tener prioridad en la asignación para agua potable y saneamiento básico y tener un mecanismo donde se examinen los proyectos”.