Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Septiembre.2019
Pinto
Belvedere
  |   21.Agosto.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Capturaron a un agente de tránsito por pedir dinero a una mujer

Crédito: 
Ecos del Combeima
El agente fue descubierto en flagrancia por integrantes de la Policía Metropolitana, quienes procedieron a detenerlo y a dejarlo a disposición de la Fiscalía.

Se trata del agente de tránsito de Ibagué, Fernando Alcazar Tafúr, quien fue capturado en calidad de flagrancia por integrantes de la Policía Metropolitana, luego de ser alertados por una ciudadana a la que aparentemente el 'azul' le exigió la suma de 50 mil pesos para no inmovilizarle el vehículo. 

Según se pudo establecer a través de las autoridades locales, los hechos se presentaron en inmediaciones del Centro Comercial Acqua, donde el funcionario de la Secretaría de Tránsito detuvo a una mujer que conducia su automóvil en medio de la restricción por el Pico y Placa. 

Fue así que para evitar el comparendo y la inmovilización de su vehículo, el funcionario le pidió a la conductora la suma de 50 mil pesos, de tal forma que ella se los entregó, pero de inmediato solicitó la presencia de la Policía. 

De este modo, al llegar los uniformados del cuadrante, procedieron a realizar el registro personal a Alcazar Tafúr, encontrándole en su poder el billete que la ciudadana acababa de entregarle. 

Por lo anterior, el agente fue capturado por el delito de concusión y dejado a disposición de la Fiscalía, para que se adelante el proceso judicial en su contra  ante los estrados judiciales. 

Este episodio se suma a la lluvia de críticas que se han dado a conocer a través de los ciudadanos, donde se revela el mal proceder de algunos agentes, quienes aprovechan su cargo para castigar a la comunidad incluso en muchas oportunidades de forma arbitraria. 

Ayer incluso se iba a adelantar una propuesta en contra de estos servidores públicos, sin embargo, los agentes llegaron hasta el sitio donde se había programado la concentración y evitaron que los ciudadanos se reunieran, bajo la siguiente amenaza: "si se estaciona aquí, le inmovilizamos el vehículo". Ante esta advertencia, los pocos conductores que atendieron la convocatoria, decidieron seguir su camino para evitar la sanción.