Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Octubre.2019
Belvedere
Pinto
  |   07.Marzo.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Un patrullero de la Policía y un escolta fueron condenados a 19 años de prisión por delitos sexuales

Crédito: 
Suministradas
Los dos hombres habrían accedido en repetidas ocasiones a una mujer quien se encontraba en alto estado de alicoramiento.

Luego de afrontar todo un proceso judicial adelantado en estrados del Palacio de Justicia, en las últimas horas la Fiscalía logró demostrar la culpabilidad de Juan David Poveda Quesada y José Libardo Roldán Quesada, en conductas sexuales abusivas contra una ciudadana.

Según se pudo establecer, el Juzgado Cuarto Penal del Circuito con Función de Conocimiento de Ibagué, los condenó a 19 años y 6 meses de prisión, por el delito de acceso carnal o acto sexual abusivo con persona incapaz de resistir, por hechos ocurridos el 8 de febrero del año 2015 en contra de una mujer que se encontraba en estado de alicoramiento.

Los procesados habían quedado en libertad luego del vencimiento de términos, pero fueron capturados nuevamente este 5 de marzo al terminar la audiencia de lectura de sentencia.

Según el ente acusador, el día de la agresión la víctima se encontraba con dos personas en un establecimiento público, ubicado en la carrera Segunda con calle 24 de esta ciudad, cuando los hoy condenados se acercaron y les invitaron a seguir tomando licor con ellos.

Roldán Quesada, de profesión escolta, y Poveda Quesada, patrullero de la Policía Nacional, invitaron a estas personas a la casa de uno de ellos, de tal manera que accedieron sin problema.

No obstante, de acuerdo con la denuncia de la víctima, ella se quedó dormida y cuando despertó estaba en una cama con los sujetos a lado y lado, sintiéndose maltratada y adolorida como si hubiera sido accedida carnalmente.

Cuando la mujer quiso marcharse, no lo logró, toda vez que los sujetos de 37 y 24 años, no se lo selo permitieron y al parecer abusaron de ella una vez más.

Gracias a las contundentes pruebas que presentó la Fiscalía en contra de los acusados, el Juez no dudó de la responsabilidad de los hombres, que siendo conscientes de su actuar delictivo violentaron la integridad y libertad sexual de la víctima quien era una mujer mayor de 20 años.