Alexa
Gana Gana
Vergel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 21.Septiembre.2018
Prabyc
  |   10.Agosto.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

Niño fue golpeado por robarle un celular y mil pesos

Niño Triste
Crédito: 
Imagen de Referencia
El menor de aproximadamente 13 años se dirigía al colegio por el sector de la primera etapa del Jordán cuando fue abordado por dos delincuentes que lo golpearon para despojarlo de las escasas pertenencias que llevaba encima.

 

La seguridad de los niños debe ser prioridad para los padres y la comunidad en general, ellos por su inocencia e incapacidad de defenderse, son presa fácil de los delincuentes que pueden ir desde simples ladrones hasta abusadores sexuales o incluso secuestradores.

Desde el miércoles empezó a circular un video en que un taxista casi fue linchado por la comunidad luego que una niña de tan solo 7 años que iba como su pasajera, se bajara llorando e indicara que había sido tocada por el hombre.

El hecho se presentó en Cúcuta y llamó la atención de las autoridades que vienen insistiendo en la necesidad de no dejar a los niños pequeños desplazarse solos con desconocidos hacia las instituciones educativas.

Un hecho no menos alarmante se presentó el día de hoy cuando un menor de aproximadamente 13 años se dirigía hacia el colegio Juan Lozano y fue abordado por dos delincuentes que lo agredieron físicamente por robarle un celular y mil pesos.

“Dos hombres abordaron al niño, lo golpearon, le quitaron el celular y la plata del recreo, se trasportaban en una moto, uno de se quedó en la esquina y el otro lo agredió, quiero hacer un llamado de atención para que los padres saquen 15 minutos para acompañar a sus hijos, además necesitamos que la Policía haga más presencia porque varias veces hemos llamado y no llegan rápido”, afirmó una testigo que observó los hechos desde su casa.

Apuntó que los vecinos se dieron cuenta de los hechos debido a los desesperados gritos del niño, aseguró que este tipo de situaciones no son un hecho aislado por lo que se requiere presencia policial.

“Nosotros lo auxiliamos y dos vecinos fueron y lo acompañaron hasta su casa, estamos cansados de los atracos en este sector y la Policía no actúa, frecuentemente vemos mujeres extrañas vendiendo cosas y pensamos que son 'campaneras' que avisan a quien robar”.