Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 18.Octubre.2019
Belvedere
Pinto
  |   17.Septiembre.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

Los jardines que desaparecieron en la administración 'ambientalista'

Alcaldía de Ibagué
Crédito: 
Camilo Patiño
La millonaria inversión que se hizo en zonas verdes se está yendo a la basura, y ahora la Administración Municipal recurre a una estrategia de riego artificial tardía sobre plantas que ya no se van a recuperar. Es cierto que la ciudad afrontó una extensa temporada de sequía, ¿pero faltó un plan de contingencia de la Alcaldía?

El alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo se ha jactado durante su mandato de ser ambientalista y propender por el cuidado de los recursos naturales y la conservación de espacios verdes; sin embargo, el panorama que hoy afronta la ciudad no parece ser muy consecuente con esas políticas. Un escenario que en principio embellecía el espacio público a través de plantas ornamentales, se convirtió en un simple recuerdo que no está relacionado únicamente con la temporada seca.

Si hay algo que reconocieron en su momento incluso los detractores del mandatario de los ibaguereños, fue la estrategia de ornamento implementada en los separadores de las principales arterias viales de la ciudad. Ibagué tomó una cara diferente y hasta la cultura ciudadana terminó siendo regulada de manera indirecta para efecto de cruces peatonales; sin embargo, la superlativa inversión poco a poco se fue diluyendo en medio del abandono de la Administración Municipal.

Las altas temperaturas en la capital tolimense se convirtieron en el detonante de una pérdida que no solo afectó las zonas verdes, sino que además terminó desapareciendo los recursos públicos que allí fueron utilizados, y como era de esperarse, al gobierno de Jaramillo no le quedó más que recurrir a la temporada seca para sustentar el deterioro de los jardines ante el crecience inconformismo de la ciudadanía, que reconocía las consecuencias del cambio climático, pero denunciaba también la falta de un plan de contingencia por parte de la Alcaldía.

¿Más cara la cura que la enfermedad?

A excepción de la carrera quinta, la mayoría de jardines -como los ubicados sobre la Av. Pedro Tafur por ejemplo- ya desaparecieron. No obstante, la Administración Municipal, en lo que representa una acción evidentemente tardía, se acordó de recurrir al riego artificial ante la falta de lluvia. Ahora los ibaguereños se quejan por el gasto insulso del preciado líquido para intentar 'revivir' plantas que con una intervención prematura sí hubieran superado los extensos días de sol.

Mario Andrés Montoya Guevera, ingeniero agrónomo de la Universidad del Tolima y especialista en fertirriego, le explicó a Econoticias que los jardines desaparecieron debido a un proceso en los suelos conocido como punto de marchitez permanente, el cual obedece a la insuficiencia de agua y cuasa daños irreversibles en las raíces de las plantas. Así se validan entonces las denuncias ciudadanas que dan cuenta de la tardía intervención de la Alcaldía, que al parecer solo tiene como objetivo 'legalizar' el riego que no se hizo en su momento.

"En este momento tratar de regar, además de inoficioso e inoportuno, pues seguramente se va a malgastar el agua porque sencillamente estas plantas es imposible que se recuperen", puntualizó el profesional de la agronomía.