Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Marzo.2019
Terraverde
  |   29.Octubre.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

Pico y placa, zonas azules, grúas y agentes de tránsito, un conjunto que compromete la movilidad en Ibagué

Miguel Bermúdez
Crédito: 
Ecos del Combeima
En el 'Ping-Pong Político' de Econoticias analizamos desde diferentes ángulos cada uno de los factores que intervienen a favor y en contra.

 

El pasado jueves fue noticia en Ibagué la ampliación del pico y placa para vehículos particulares, lo que generó el inconformismo inmediato de los comerciantes, que entienden que la medida va en contravía de sus intereses. Óscar Germán Díaz, director de Fenalco-Tolima, dijo que la restricción debería aplicarse únicamente en el periodo del medio día, en donde el tráfico se intensifica a raíz del receso laboral, y aseguró que dicha alternativa ya fue puesta en conocimiento de la Alcaldía a través de un oficio.

"Consideramos que el pico y placa no debe estar en toda la ciudad, hay algunas zonas como El Salado y Ricaurte en donde no es necesario. Esperamos que esta propuesta sea tenida en cuenta por parte de la Administración Municipal, entendemos que va a ser un piloto", agregó Óscar Germán Díaz, director de Fenalco-Tolima, quien anticipó que sí está de acuerdo con la estrategia de zonas azules, independiente de los procesos licitarios y los porcentajes de utilidades.

Entre tanto, el analista Eduardo Bejarano recordó que el pico y placa todo el día ya se había implementado en Bogotá hace algunos años sin que tuviera un resultado favorable, y aseguró que muchos ciudadanos entonces optaron por comprar un segundo vehículo, lo que obviamente ocasionó un incremento desmesurado el parque automotor. De igual manera, Bejarano se refirió la importancia de incluir a las motos dentro del debate de la movilidad en la capital del Tolima.

Por su parte, Hernán Silva, ex-secretario de Tránsito de Ibagué, también se mostró en contra de la restricción todo el día para vehículos particulares, y recalcó que existe una gran diferencia en cuanto a la cifra de parque automotor que manejan otras capitales, esto a raíz del paralelo que suele establecerse con la capital de la República, en donde el número de vehículos oscila entre los 2 millones de unidades.

"La medida de extensión del pico y placa sin duda no es la solución profunda, necesaria e inmediata que la ciudad necesita; consideramos que esta es una solución facilista que afecta profundamente el comercio, las familias, los usuarios de los vehículos; es una medida que genera de fondo un incentivo para la compra de más vehículos", argumentó Miguel Bermúdez, gerente Corpotrans y precandidato al Concejo Municipal.

Las zonas azules

Como ya lo había anticipado, Óscar Germán Díaz dijo que las zonas azules sí contribuyen favorablemente a la movilidad, máxime cuando -según él- las personas están parqueando en cualquier parte sin que exista ningún tipo de control. Díaz citó el caso de barrio Cádiz, una zona en la que predominan los establecimientos de la salud, esto para contar que muchos ciudadanos que llegan a cumplir con citas médicas terminan sufriendo por la inmovilización de vehículos.

"Las zonas azules sí son una medida óptima que trata de la cultura del buen parqueo (...) cuando yo estuve se hizo el estudio de algunos sitios, no sé cuántos sitios más han incluido porque en Ibagué sí se detectaron zonas donde se puede beneficiar el parque automotor", manifestó Hernán Silva, quien para referirse también al caso del barrio Cádiz, señaló que a las edificaciones les faltó pensar en su momento en espacios de parqueo.

Miguel Bermúdez complementó al argumentar que Ibagué creció sin una planificación de bahías, sino que su expansión se fue determinando barrio a barrio; además, indicó que no se percibe un respeto por la autoridad, y calificó a los agentes de tránsito como "autolegisladores". En la polémica también entró el sustento del estudio de movilidad y los recursos que le ingresarían al municipio, al parecer míseros en comparación con el lucro del privado que ejecutaría la estrategia.

Hernán Silva dijo que en un principio las zonas azules se habían pensado únicamente desde lo público, y aprovechó para cuestionar al actual secretario de Hacienda, de quien aseguró que desecha lo realizado por sus atencesores. En la discusión también entró la figura de Gonzalo Parra como supuesto 'padrino' de José Mahecha y ex-asesor en la ciudad de Bogotá, y entonces se cuestionó el papel que cumplen y cumplieron algunos asesores en Ibagué.

"En esta administración está el nuevo Luis H. protagonizado por el alcalde Jaramillo, y también hay un reparto de un nuevo Arciniegas, un nuevo Angarita, un nuevo Mestre, etc. Seguimos viendo muchas situaciones que son curiosmente coincidentes (...) aquí hemos dicho que nos parece que hay algo sospechoso en las zonas azules y el elemento distractor sería el pico y placa", aseguró el analista político Eduardo Bejarano.

Las grúas y parqueaderos

Jorge Palacios, también analista de Ecos del Combeima, recordó que el mismo alcalde Jaramillo denunció corrupción en el fenómeno de las grúas en esta capital, e indicó que muchas personas se han aprovechado de lo público para generar negocios de lucro personal.

"Lo importante es que la labor que hagan los parqueaderos y las grúas esté ajustada a la ley y que permita el fin principal que es garantizar la movilidad de todos los ibaguereños", dijo Óscar Germán Díaz, mientras que Miguel Bermúdez enfatizó en que "todo lo público debe beneficiar a lo público", y se refirió a la polémica de las grúas como un problema social que parte de la cultura ciudadana. "Es vergonzoso ver cómo las grúas parecen un transmilenio recogiendo motos", puntualizó el gerente de Corpotrans.

Hernán Silva dijo que en su momento se reunió con el representante de los parqueaderos y allí Pascuas le informó que efectivamente sí estaban en capacidad de ofrecerle algo al municipio, y cuestionó el hecho de que supuestamente el actual secretario de Tránsito se jacte del número de vehículos inmovilizados. ¿Deben los propietarios de grúas y parqueaderos contribuirle con un porcentaje de las utilidades al municipio? Ese fue uno de los interrogantes que surgió en el debate.

El SETP

Jorge Palacios estableció un paralelo con otras ciudades intermedias como Neiva, en donde ya se está haciendo la intervención respectiva para poder poner en marcha el sistema estratégico de transporte público. Palacios habló además de la multiplicidad de diagnósticos sin un resultado final. 

"El SETP en Ibagué es un objetivo de alto valor para el primer mandatario de Ibagué", aseguró Hernán Silva, quien además dijo que ha sido testigo de los múltiples esfuerzos que ha realizado Guillermo Alfonso Jaramillo para poder ejecutar el proyecto que representa una alternativa importante para la movilidad. Silva dijo que se debe trabajar en buscar un modo de financiación que permita llevar a buen término el SETP y de esa manera mejorar la movilidad.

Óscar Germán Díaz también se mostró a favor del SETP, y dijo que si no se logra con la actuad administración, necesariamente tendrá que convertirse en la apuesta bandera del gobierno entrante, y consecuente con la visión de Jorge Palacios, admitió que otras ciudades le han ganado terreno a Ibagué en materia de competitividad, entre otras cosas, gracias al sistema estratégico de transporte público.

Los agentes de tránsito

En la mira ha estado el secretario José Alexis Mahecha porque no se ha cumplido con el incremento del grupo de agentes, y desde el Concejo se dijo que existe una supuesta red familiar que prevalece a la hora de la contratación. De igual manera, se habló de varios agentes que al parecer no han cumplido con todos los requisitos para poder ejercer el cargo, sin mencionar las múltiples denuncias que se han realizado por cuenta de supuestas actuaciones irregulares.

Hernán Silva dijo que en su momento advirtió de inconsistencias en ese proceso, Eduardo Bejarano calificó como extraño que existan personas graduadas de instituciones certificadas ajenas a Intránsito que no son tenidas en cuenta, y recalcó que el accionar debe ser más preventico que sancionatorio. Miguel Bermúdez fue enfático al señalar que en Colombia la autoridad es la Policía, pero dijo que todos los componentes que aquiera el municipio para ayudar son bienvenidos.