Publicidad

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Febrero.2018
Publicidad
  |   10.Enero.2018   |   Por:  

"Rodrigo Silva era un ídolo desde los pequeños pueblos de Santander hasta las últimas poblaciones del Huila": Carlos Orlando Pardo

El reconocido escritor tolimense también advirtió que Silva le dejó en su poder una novela inédita en torno a la historia de Nacho Forero, uno de sus amigos.

Carlos Orlando Pardo, prestigioso escritor y novelista tolimense, entregó un balance en Econoticias de Ecos del Combeima sobre la vida, la obra y el legado del maestro Rodrigo Silva, integrante del histórico dueto Silva y Villalba:
"Sin Rodrigo Silva la música colombiana queda huérfana de un talento excepcional porque no se trataba de un artista común y corriente sino de alguien que además de tocar treinta instrumentos era un gran compositor, era un hombre integral con un profundo sentido del humor, amante de la cocina, un hombre parrandero que volvía la tragedia una comedia (...) Rodrigo Silva dejó una novela inédita que está en mi poder alrededor de la historia de uno de sus amigos: Nacho Forero".
(Le puede interesar: "Con el maestro Rodrigo Silva fueron muchos los momentos de tertulia, de alegría, del humor que nos transmitía: Miguel Merino)
"Era un ídolo desde los pequeños pueblos de Santander hasta las últimas poblaciones del Huila; no fácilmente se sostiene alguien en primera línea de popularidad como lo hizo Rodrigo Silva (...) hay canciones que hasta hace un més él interpretaba con esa maestría maravillosa. Estamos profundamente adoloridos, hay un llanto comunitario porque se trata de un hombre que no sólo había logrado pasar a la historia sino también a la leyenda, que es el lugar esquivo de las almas radicalmente inmortales".
(Le puede interesar: "Sin lugar a dudas una de las personas que más le ha dado gloria al Tolima": Henry Escobar sobre Rodrigo Silva)
Sobre la cultura general de Rodrigo Silva
"Él era un cortertulio maravilloso puesto que sabía de historia, de pintura; era un hombre que mantenía siempre preocupado por estar al día de las cosas actuales (...) por eso siempre era infaltable en las reuniones hasta el amanecer con William Ospina o con Héctor Sánchez".
(Le puede interesar: "Lo que soy hoy en día se lo debo a él, le aprendí lo que más pude": Silva junior)
Sobre su virtud para el humor
Era parte de su encanto porque hemos hablado de un artista integral, siempre con esa espontaneidad, con el apunte oportuna y con la gracia del 'Opita' clásico, siempre un hombre atípico y absolutamente particular.