Alexa
Ibagué - Colombia, 19 de Enero de 2017

Comentar Comentar

Héroes de mi región | 18 Dic 2016 - 7:08 am | Por: Equipo Ecos del Combeima

Andrés Restrepo le gana la pelea a la muerte

Andrés
Por primera vez y tras los hechos trágicos del pasado 24 de julio el comunicador social Andrés Restrepo Falla, quien acompañaba al ex-senador Juan Mario Laserna Jaramillo el día de su fallecimiento, nos contó cómo ha sido este proceso y cómo ha logrado seguir con vida.

Apoyado en un caminador ortopédico y recuperándose de sus lesiones pudimos saludar a Andrés cuando arribaba al estadio Murillo Toro para asistir una vez más a una de sus pasiones, el partido de fútbol en la final del Deportes Tolima y Santa Fe, a la entrada del  “coloso de la 37” con la mirada alegre y de esperanza de este luchador de la vida.

Las dificultades normales para movilizarse no fueron inconveniente para que Andrés llegara por sus propios medios hasta el estadio y afirmando que su amor por el Deportes Tolima es mucho más grande que cualquier dolencia o limitación en estos momentos.

“Esto es vida Gerardo, vengo con caminador, haciendo un esfuerzo humano pero el Deportes Tolima nos mueve a todos y como te digo, esto es vida; hablando de mi salud, la recuperación va bien, ya abandoné la silla de ruedas, no puedo hacer mucha fuerza y me falta recuperarme de unos nervios como el ciático y otros tres que quedaron atrofiados pero todo esto es pasajero y hoy pienso que cuanto hubiera dado mi amigo, el doctor Juan Mario Laserna o cualquiera de nosotros porque él hoy pudiera estar con vida como yo, porque la vida no tiene precio”, dice Andrés.

Afirma que la partida del doctor Laserna Jaramillo, ha sido una gran pérdida para el Tolima y para Colombia, por sus grandes cualidades como persona honesta, seria, inteligente y quien tenía un gran futuro y dice tal vez no ha superado la muerte de su amigo porque desde aquel día estuvo como en una burbuja en medio de su recuperación y luchando por seguir con vida.

“Tanto me marcó Juan Mario, en lo intelectual, en lo ético, por ejemplo, una de sus frases era: “hay muchos que tienen precio y otros que tenemos valores, yo quiero ser de los que tenemos valores y  no tenemos precio”; en la parte intelectual era un hombre que se leía un libro completo en dos días, cuando salíamos de gira, en su maleta llevaba diez o quince libros y se los podía leer todos, era todo un maestro”, afirma Andrés con brillo de gratitud y nostalgia en sus ojos.

Sobre lo más importante para su recuperación, afirma que ha sido la familia y tener un verdadero acercamiento a Dios, dice que considera que considera que fuera una persona mala o muy pecadora pero no era muy cercano a Dios, que era de los que iba a misa porque le tocaba y ahora tras esta experiencia ha comprobado que Dios existe, que está ahí y por eso después del milagro que obró en su ser, todos los días tiene un dialogo con él.

“Dios ha obrado muchísimos milagros en mí, fue milagro que después de haber estado en coma y sin saber si me iba a despertar algún día o no, escucho la voz de mi suegro en medio de mi estado, quien se encontraba en el Espinal rezando por mí, me va guiando y me logra sacar del sitio de donde me decían que me iba o morir y en esos momentos salgo del coma, porque les cuento que en mi situación a mí me empujan hacia el mar y me dicen que si no salía me moría, ahí dizque los aparatos que me mantenían con vida, colapsaron y de nuevo, mi suegro con su voz me va guiando por esas cuevas marinas y de un momento a otro me dijo que respirara y yo lo hice para regresar a la vida”, narra el comunicador.

Dijo que en medio de esta situación vivió muchas experiencias que nunca había tenido y destaca que le pareció muy curioso que cuando logró salir del coma, los días eran dolorosos y las noches muy tranquilas, estaba sedado y escuchaba voces como de unas quince personas, luego cuando salió de la sedación, abrió los ojos y no vio a nadie, volvió a cerrarlos y siguió escuchando las voces, les preguntó que quienes eran y una voz masculina, muy serena y seria le dijo que no les preguntara, que los habían mandado a ayudarle y luego sintió que le pasaban la mano por su cabeza como peinándolo y se durmió; afirma que hay muchos ejemplos como este que le dicen una vez más que Dios está presente y vive entre nosotros.

“Uno en esa situación no siente nada, la mente divaga, tiene pensamientos, ideas pero los que sufren son la familia, las personas cercanas en medio de la incertidumbre de no saber si esa persona va a vivir o definitivamente se va a morir, es angustioso lo que viven la madre, la esposa, los hijos, lo económico y lo laboral y la vida para todos ellos es angustiante porque no se sabe ni siquiera como va a quedar ese ser querido, si se salva o no; quiero aprovechar para agradecerle a todos mis amigos de los medios de comunicación, a todos ustedes que rezaron mucho por mí, por todo lo que hicieron y lo mejor es que cuando uno está en coma, uno lo siente, yo no creía en eso pero es verdad, uno siente la ayuda de las personas que oran y piden para que salgamos adelante”, agregó.

Dijo que su mensaje es un llamado a todos para que nos acerquemos más a Dios, a la familia, a comprender el valor de un abrazo, de una hija o un hijo…..en esos momentos llora lleno de sentimiento, nos despedimos con un abrazo y alegre se marcha a ver a su Deportes Tolima y a continuar ganándole este partido a la vida.

0
Su voto: Ninguno

Ecos del Combeima no se hace responsable por las opiniones expresadas en este foro

Lo último