Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 05.Diciembre.2020
Inacar
Secretaría Desarrollo Económico
  |   01.Julio.2020   |   Por:  
Gerardo Gómez

Iglesia Católica espera 'luz verde' para volver a las misas presenciales con sus feligreses

Catedral de Ibagué
Crédito: 
Ecos del Combeima
La Administración Municipal presentó ante el Gobierno Nacional el plan de acción propuesto con los protocolos y medidas de bioseguridad que se estarían aplicando para la reactivación de sectores como iglesias o templos de oración, gimnasios, restaurantes y bares, entre otros.
Salud Tolima

Tras sostener varias reuniones con la Alcaldía de Ibagué, donde se han planteado las acciones a seguir por parte de la Iglesia Católica explorando la posibilidad de una reapertura a las misas con la asistencia presencial de fieles y al amparo de las directrices emanadas por la Conferencia Episcopal Colombiana, se está a la espera de  ‘la bendición’ que el Gobierno Nacional de a la solicitud del gobierno local para reactivar las misas.

El máximo jerarca de la Iglesia Católica en la región, Monseñor Miguel Fernando González quien ejerce las funciones de Administrador Diocesano de la Arquidiócesis de Ibagué, afirma que los sacerdotes serán los encargados de implementar y verificar el cumplimiento de los protocolos requeridos en cada una de sus sedes o parroquias y que en medio de la pandemia por COVID-19, los ingresos de muchas de ellas se han reducido drásticamente.

“La iglesia se ha unido en torno al dialogo para la apertura de los templos con todas las medidas de bioseguridad que hay que guardar en cabeza de la Conferencia Episcopal Colombiana y de un equipo de trabajo que ha estado en dialogo con el Gobierno Nacional y de ahí se desprende el documento muy completo con todos los protocolos que nos comprometemos a seguir como iglesia, nos hemos reunido con el Alcalde, sus funcionarios y un grupo nutrido de sacerdotes y quedó establecido que conjuntamente vamos a generar un documento entre todas las parroquias para la apertura de los templos donde los párrocos se comprometen a obedecer fielmente ese protocolo que está revisado y aprobado por las partes con la supervisión de la Alcaldía y sólo estamos atentos a la aprobación del Gobierno Nacional para que se nos indique la fecha de apertura”, expresó Monseñor González.

Dijo que está claro el porcentaje de ocupación de los templos que será de un 35 por ciento de la capacidad total, calculando el aforo de cada construcción, también hay algunas medidas que se deben cumplir estrictamente por parte de los sacerdotes en las celebraciones litúrgicas, el distanciamiento, la limpieza y el aseo, el lavado de manos, los controles de temperaturas y demás, también se hace énfasis en el tema del lavado de manos sin obligación de instalar lavamanos pero haciendo cumplir los protocolos con la aplicación de gel antibacterial y demás. 

“Por ahora la Arquidiócesis dentro de su estructura económica ha tenido que destinar unos dineros o recursos de ahorros que se tienen para darles a los sacerdotes en las parroquias más necesitadas por que al no haber liturgias ni ningún tipo de servicio eclesiástico, la economía de muchas de las parroquias se viene abajo y hay costos como los servicios públicos que no se detienen y son muy costosos junto a los gastos del pago de los empleados, los párrocos deben tener en cuenta a las personas y eso requiere un esfuerzo grande y los recursos se han tenido que re direccionar y manejar mucha austeridad, por lo tanto la economía de muchas parroquias ya está muy golpeada”, agregó.

Finalmente dijo monseñor González que se está a la espera de la respuesta del documento que está en Bogotá y que también hay que tener en cuenta que si se obtiene el permiso, las parroquias estén listas y preparadas con la señalización, la demarcación y todos los requisitos para atender las misas con el aforo autorizado e invitó a todos a ser responsables y ser prudentes cuidándose para que la pandemia no continúe expandiéndose.

Escuche la etrevista: