Alexa
Gana Gana
Vergel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 23.Septiembre.2018
Prabyc
  |   19.Enero.2018   |   Por:  
EL ESPECTADOR

La inminente revolución de la red 5G

Crédito: 
EL TIEMPO
Un sistema de transporte público autotripulado, operaciones quirúrgicas a distancia y en tiempo real y un sistema de agroindustria inteligente son algunas de las posibilidades que traerá la quinta generación de tecnología inalámbrica. Se espera que en Colombia este disponible en 2020.

En este momento en Colombia parece imposible poner en marcha un sistema de transporte público autotripulado, suena difícil hacer operaciones quirúrgicas a distancia y en tiempo real, y ni siquiera se ha pensado el diseño de un sistema de agroindustria inteligente que mejore la calidad de vida de los campesinos a través de sensores conectados a la internet de las cosas.
Sin embargo, en la mañana del pasado miércoles 17 de enero, Nokia y Claro, dos de las empresas líderes en innovación y cobertura de redes de telecomunicaciones en Latinoamérica, emprendieron un camino para hacer realidad estas ideas.
Los ingenieros de las dos firmas multinacionales realizaron en tiempo real la primera prueba de la quinta generación de tecnología inalámbrica, mejor conocida como red 5G.
De acuerdo con los voceros de las dos empresas, esta nueva tecnología permitirá a los colombianos experimentar una velocidad de conexión hasta 10 veces más rápida en comparación con las que se tienen en la actualidad. Además, con la puesta en marcha de la red 5G se podrán utilizar en simultáneo más dispositivos y sin duda se obtendrán tiempos de descargas menores a los que hay hoy en día.
Según Carlos Zenteno, presidente de Claro, en un futuro cercano, la red 5G transformará la manera en que las distintas sociedades se relacionan e interactúan con la tecnología. “La red 5G podrá soportar y atender las nuevas tendencias de uso y consumo de contenidos digitales”, aseguró Zenteno. Y añadió: “La red 5G nos va a permitir tener una mayor velocidad en las conexiones y, sobre todo, nos ayudará a tener un mejor tiempo de respuesta entre los distintos dispositivos”.
Durante el evento, Nokia utilizó la red de Claro para hacer una demostración con robots que dejó en evidencia el contraste de latencias entre la nueva generación de tecnología 5G y la actual 4G. Además de la calidad y la fortaleza de la señal, lo más impresionante del experimento fue la diferencia de velocidades entre las dos tecnologías.
Las compañías también demostraron cómo mejorarían las aplicaciones de realidad virtual, los trabajos con inteligencia artificial y el aprendizaje de las máquinas si se conectaran a la red 5G. En las dos pruebas se alcanzaron velocidades de 10 Gbps y latencias inferiores a 1 milisegundo.
La conquista de esta utopía, que avanza a toda velocidad por los laboratorios de las grandes empresas de telecomunicaciones, todavía puede demorarse dos años en llegar a Colombia. Según Zenteno, la puesta en marcha de la 5G estará disponible en el país a partir de 2020. “Estamos haciendo pruebas en varias regiones del mundo y todo parece indicar que las primeras redes en Europa y Asia estarán listas en 2019, esto depende del entorno de mercado y de que las condiciones de regulación favorezcan la entrada de estas nuevas tecnologías”, sostuvo Zenteno.
Para Osvaldo Di Campli, vicepresidente de Nokia en América Latina, la red 5G no es simplemente una nueva “G” dentro del camino de las redes móviles. Al contrario, representa la oportunidad de crear riquezas y aumentar la productividad en las distintas industrias.
“Nokia ha estado a la vanguardia de los desarrollos en 5G desde su comienzo, trabajando en conjunto con operadores líderes globales en esta materia para ayudar en la construcción del ecosistema 5G. Todos estos esfuerzos tienen como propósito mejorar la experiencia del usuario”, aseguró Di Campli.
Di Campli y Zenteno coinciden en que el desarrollo de la tecnología ha demostrado ser una forma de cerrar brechas sociales y de mejorar las condiciones de vida de la población en general. Sin embargo, con la red 5G hay cinco sectores específicos que se podrían ver beneficiados de forma significativa: la salud, la energía, el sector transporte, las comunicaciones y la producción industrial.
Según Di Campli, esta alianza con Claro permite que trabajen de manera conjunta en el apoyo de la agroindustria inteligente e hiperconectada. “Queremos que los sensores de internet de las cosas ayuden a que los campesinos utilicen al máximo la capacidad de producción del suelo y logren predecir, por ejemplo, las variaciones del clima, todo esto a través de la red 5G.
En materia de salud y electricidad, el vicepresidente de Nokia aseguró que la red 5G podría aumentar de manera drástica la producción y ayudar a mejorar los servicios médicos para los ciudadanos que viven lejos de las ciudades. “El 40 % de la generación de energía en Latinoamérica se pierde o se la roban, con la 5G habrá cables bidireccionales que permitan distribuir energía y al mismo tiempo incorporarla a la red y multiplicarla”.
En la medicina se podrían hacer tratamientos a control remoto y operaciones quirúrgicas a miles de kilómetros de distancia y tener respuestas en tiempo real. En conclusión, las empresas tendrán la oportunidad de automatizar procesos, digitalizar sus operaciones y ofrecer nuevos servicios para consumo interno o para ser comercializados entre sus clientes.
Tomado de: elespectador.com