Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 12.Noviembre.2018
Prabyc
  |   02.Noviembre.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

"La administración de Ómar Mejía Patiño es incuestionable y es absolutamente clara": Olga Lucía Alfonso Lanini

Olga Lucía Alfonso Lanini, secretaria de Planeación del Tolima, 2018
Crédito: 
Ecos del Combeima
La presidente del Consejo Superior de la Universidad del Tolima destacó la labor conjunta que se ha desarrollado con el Gobierno Departamental.

 

Olga Lucía Alfonso Lanini, presidente del Consejo Superior de la Universidad del Tolima, anunció que el Consejo de Estado en segunda instancia definirá el futuro de la elección de Ómar Mejía Patiño. La funcionaria aclaró que existe un fallo que podrá ser apelado e indicó que habrá una nueva reunión el próximo 7 de noviembre.

"No se cuestionan las calidades del rector y tampoco el perfil y sus condiciones profesionales, que fue lo que se tomó como consideración al momento de nombrarlo, esto se trata más de un tema de procedimiento al momento de situaciones y de modificaciones del estatuto que se decidieron con anterioridad y por eso creo que el rector está en toda la capacidad de apelas esta decisión", agregó Olga Lucía Alfonso Lanini.

La presidente del Consejo Superior de la UT dijo que en el acompañamiento que ha hecho la Gobernación del Tolima se ha podido generar avances representados principalmente en la adición de recursos de la cartera del Gobierno Departamental pese a que ya es un hecho que nuevamente habrá un millonarios déficit en el cierre del 2018.

"La administración de Ómar Mejía Patiño es incuestionable y es absolutamente clara, está reconocida por toda la comunidad universitaria", agregó Olga Lucía, quien también destacó las acciones correspondientes a ajustes nominales y gastos de funcionamiento que han garantizado el pago de todas las obligaciones del centro educativo (...) la universidad ha mantenido su funcionamiento normal sin ningún tipo de alteración de las circunstancias", dijo Alfonso Lanini.

La funcionaria recordó que cuando empezó el gobierno de Óscar Barreto la universidad se encontraba "desestabilizada" y sumergida en un profunda crisis.