Confenalco
Ibagué - Colombia, 24 de Noviembre de 2014

¿ Quién será el próximo Alcalde de Ibagué y el Gobernador del Tolima ?
Comentar

Políticas | 14 Jul 2010 - 11:53 am | Por: Equipo Ecos del Combeima

¿ Quién será el próximo Alcalde de Ibagué y el Gobernador del Tolima ?

A más de un año para las próximas elecciones de Alcaldes y Gobernadores en Colombia, el clima político en el Tolima se agita cada vez más

Luego de las pasadas elecciones presidenciales en las que Juan Manuel Santos arrasó con más de 9 millones de votos en todo el país a través de su proyecto de Unidad Nacional y de los cuales 250.000 fueron en el Tolima (de estos 112.000 fueron en Ibagué), se inició la campaña para las Alcaldías y Gobernaciones de todo el país. Desde luego, la capital musical no es la excepción y, de hecho, ya se empezaron a mover las primeras fichas de la jornada.

Entre los interesados a ocupar el primer cargo del municipio está el ex Alcalde Jorge Tulio Rodríguez, quien estuvo detrás del triunfo electoral de Carlos Edward Osorio; hace poco reconoció que le interesaría participar en las contiendas, pese a que en diciembre afirmó a varios de sus amigos más cercanos que no estaba interesado en volver a participar en unas elecciones. En ese mismo propósito, pero sin decidirse aún, está la Secretaria de Apoyo a la Gestión, Martha Peña, sin duda la funcionaria más cercana al Alcalde Jesús María Botero. Con esta opción quedarían descartadas las aspiraciones de Adriana Magaly Matiz, gerente de Infibagué y Diana Gaitán, directora de la USI, quienes estaban haciendo ‘lobby’ para contar con el ‘guiño’ de la administración municipal. Sin duda, la indecisión en este tema es un dolor de cabeza para Botero.

Otro que no descartaba ser candidato a la Alcaldía de Ibagué era Eduard Amaya, el ex Director de Súper noticias y ahora Secretario de Gobierno Municipal; sin embargo, su labor como escudero de primera línea del Alcalde y algunos lunares en el tema de seguridad, le impiden abandonar su cargo para iniciar labores de campaña; esta puede ser una opción que podría tomar fuerza en otros años. Y una última alternativa que trabajó en la administración, pero del grupo político de los hermanos Jaramillo, después de su salida por diferencias con la Doctora Peña en el manejo del Ibal, es el ingeniero Luís Alberto Girón, que si bien manifestó en continuas ocasiones lanzarse a la Alcaldía de Ibagué, no hizo lo propio para ganar simpatías del electorado.

No tan cerca de la administración, pero sí en las filas del uribismo y con un gran apoyo a la candidatura del electo senador Juan Lozano, están Rodrigo Díaz Melo y Ricardo Ferro. Por un lado, el primero obstaculizaría las aspiraciones del segundo, a pesar de ser un hijo “ingrato” del “Jorgetulismo”. Entre estas dos opciones estaría la opción independiente del partido de la U, más cercana a los círculos políticos de Bogotá. Sin embargo, su fuerza electoral en la ciudad no es tan fuerte como Peña o Jorge Tulio, y es poco posible que alguno de estos candidatos cuente con mayor apoyo político, pues varios de los líderes que los apoyaron nunca recibieron un agradecimiento posterior al cierre de campaña al Congreso en la cual fueron derrotados.

En los pasillos de los círculos políticos uribistas también suena el ex secretario de Gobierno, Eduardo Bejarano, quien posee una amplia cercanía al presidente electo, Juan Manuel Santos, y varios de sus miembros de gabinete. La decisión estaría concertada con el Liberalismo, que es su partido de origen. Así mismo no se puede descartar de tajo la cercanía personal de la Doctora Clara Pardo con el nuevo jefe de estado y el trabajo de hormiga que viene realizando de manera silenciosa y a pasos agigantados del Ex concejal Luís Betancourt también muy allegado al grupo político del gobernador Barreto.

En esta misma orilla se encuentra Luís H. Rodríguez, candidato del partido Liberal, quien cuenta con una amplia trayectoria electoral por su participación en las pasadas contiendas a la Alcaldía. Además, de su campaña, Luís H. estaría adelantando una fuerte agenda de ‘Lobby’ para recibir el guiño de la administración municipal, que le representaría una fuerza importante en su campaña en caso de concretarse; así mismo tiene simpatías con un sector del “barretismo” que tiene su clientela en amplias sectores de Ibagué. Luís H. cuenta con una amplia experiencia en el sector público, liberales independientes que lo apoyan  y una hoja de vida transparente, “plus” que le podría servir en el sprint al primer cargo de la ciudad.

Por su parte el ala  “jaramillista” del liberalismo piensa en dos cartas de quilates para hacerle contrapeso a Luís H. en una eventual consulta roja, con nombres fuertes como la actual directora de Cortolima, la destacada Carmen Sofía Bonilla, una de las 10 mujeres más importantes de Colombia en el sector público, según la Revista El Congreso y actual vicepresidenta de las CAR (Corporaciones autónomas regionales) en Colombia; la directora ha sido protagonista por su férrea oposición al proyecto minero de La Colosa en Cajamarca y tendría su propia “encrucijada del alma” entre continuar en Cortolima o renunciar el próximo 30 de septiembre para lanzarse a la Alcaldía de Ibagué. También se habla del actual miembro y ex presidente del Consejo Nacional Electoral, Marco Emilio Hincapié con buenas posiblidades y química en este importante sector del liberalismo ibaguereño.

Así las cosas, la contienda electoral para la Alcaldía de Ibagué, en lo que tiene que ver con las toldas uribistas se va a sumergir en una consulta por el partido de la U, en la cual el gran riesgo lo tomaría el Alcalde al apostarle a la Secretaria de Apoyo a la Gestión, Martha Peña, porque en caso de perder, prácticamente se cerraría de entrada cualquier futuro político próximo. Lo  contrario podrá suceder si decide apoyar a un candidato que tenga mayores posibilidades de triunfo o un partido determinado.

Entre los que ya no suenan, al menos por ahora están Óscar Berbeo, quien se lanzaría a la Asamblea Departamental, Olga Beatriz González “Olga B.”, que desistió de su última candidatura a la Cámara a pesar de su inmenso trabajo social y Beckenbauer Ortega, Director Nacional del Politécnico Central quien tiene toda la voluntad y experiencia en el sector educativo pero no se conocen claramente sus apoyos políticos.

Quedaría en el limbo el espacio de Jhon Esper Toledo, quien por estos días se dedica a adelantar estudios de posgrado en Bogotá; el ex concejal aún no revela su propósito electoral.

 

La Gobernación y el ajedrez político de Barreto
 

Si bien la Alcaldía no se define, la Gobernación está más confusa que nunca. Por un lado, Luis Carlos Delgado Peñón, candidato del partido Liberal, habla de  consenso de unidad en todo el departamento que integre los intereses de todos los partidos; tiene una hoja de vida impoluta y gran experiencia en el sector público. "En el Tolima se impone la ley de la ilegalidad", es una de sus frases por estos días. Por otra parte, está el carismático Mauricio Pinto, próximo a renunciar a la Secretaría General del Departamento, ficha directa del Gobernador Óscar Barreto, y que estaría decidido a lanzarse a la Gobernación. De hecho cuenta con aires de triunfalismo según sus círculos más cercanos, ya que podría revalidar el olfato político y la sagacidad de Barreto demostrada en las pasadas elecciones parlamentarias y que a la hora de hacer alianzas, aceitan sus motores con alcaldes del Tolima que podrían acercarse a 30 entre 47. Hay quienes ya intentan vincular a Pinto con supuestas participaciones en política según un video que rodó en algunos medios de comunicación; sería bueno escuchar el debate Pinto – Delgado en vez de buscar “cacería de brujas” antes de lanzar candidatos a la palestra.   

En la lista de candidatos a la Gobernación, en caso de no estar Pinto, el siguiente del camino sería Jaime Eduardo Reyes, secretario de Agricultura, y con una amplia formación intelectual. De hecho, Reyes tiene mayor trayectoria en el sector público que Pinto, pero no la misma confianza por parte de Barreto.

En otra esquina puede contarse al ex Senador, Luis Humberto Gómez Gallo, que en caso de resolver su proceso con la justicia, podría apuntar al primer cargo del departamento, teniendo en cuenta la fuerza conservadora con que cuenta aún y luego de los 65.000 votos que registró en la consulta conservadora más reciente para elegir directorios nacionales.
 
El reto de todos los anteriores candidatos será el de unir las fuerzas de todos los partidos. Hay que recordar que ni Cambio Radical, ni el partido de la U, ni el PIN, han definido su apoyo a ningún candidato. La excepción a la norma es el Liberalismo, cuyo candidato, Luis Carlos Delgado Peñón, avanza en su recorrido por todo el departamento.
 
En el camino también se definirá el candidato del partido Verde, que podría ser el ex candidato a la Gobernación, Alfredo Sarmiento Narváez, quien posee una amplia cercanía con Sergio Fajardo y Antanas Mockus, luego del importante papel que jugó en las elecciones presidenciales pasadas, como jefe político.

 

0
Su voto: Ninguno

Ecos del Combeima no se hace responsable por las opiniones expresadas en este foro

Lo último