Alexa
Gana Gana
Vergel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 24.Septiembre.2018
Prabyc
  |   08.Noviembre.2017   |   Por:  

¿Por qué continúa bloqueada la Jurisdicción Especial para la Paz en el Senado?

Crédito: 
Publimetro
Eduardo Bejarano y Carlos García se refirieron a la polémica que se ha desatado por la falta de apoyo para la reglamentación de la JEP y la posibilidad de declarar un estado de Conmoción Interna en el Gobierno para aprobarla por vía decreto.

Pese a los esfuerzos del presidente Juan Manuel Santos, quien se ha reunido con diferentes sectores políticos para sacar adelante el proyecto de ley que reglamenta la Jurisdicción Especial para la Paz, ésta continúa trabada en el Congreso.
Múltiples congresistas se han declarado impedidos y en los corrillos políticos se especula que el Gobierno no ha tenido el dinero suficiente para repartir ‘mermelada’, ante dicho bloqueo en el ambiente reina la posibilidad de que el Gobierno opte por un estado de conmoción para sacar las normas que se requieren vía decreto.
¿Se terminó la mermelada?  
En este sentido el analista política, Eduardo Bejarano, puntualizó que sería un grave error por parte del Gobierno utilizar la herramienta de conmoción interior y resultaría contraproducente. 
“Eso tiene que ir muy bien sustentado y ya se han presentado varios casos donde se utlizan esas figuras excepcionales y luego no pasan los controles de legalidad, esperamos que los congresistas asuman la responsabilidad dado que los colombianos no podemos estar pendientes de la extorsión que se presenta en tiempo de campaña”, comentó Bejarano. 
Carlos García Orjuela, expresidente del Congreso, apuntó que es lamentable que Santos no tenga 51 votos en el Senado y 84 en la Plenaria de la Cámara –el 50%+ 1 voto- para aprobar lo que su propio Gobierno aprobó
“Esto depende del Ejecutivo, un estado de conmoción interna en materia de seguridad que demostraría la ingobernabilidad y apoyo por parte de los Partidos, en las democracias solidas cuando eso sucede renuncian los ministros y el primer ministro y hay cambio de gobierno, pero como este régimen va hasta el final la situación se torna muy difícil”, indicó García. 
Enfatizó que no hay un estado de emergencia por ingobernabilidad sino una gran falta total de apoyo político, por lo cual resulta muy insólito que tantos grupos políticos salgan a decir que no están de acuerdo con lo que gritaron a cuatro vientos estaban de acuerdo hace meses atrás.