Alexa
Gana Gana
Colpatria

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 10.Abril.2020
  |   26.Marzo.2020   |   Por:  
Ecos del Combeima

“El departamento va a dejar de percibir según cálculos financieros alrededor de $50 mil millones”: Giovanni Molina

Crédito: 
Ecos del Combeima
El asambleísta conservador en diálogo con Ecos del Combeima habló del impacto que genera la crisis del COVID-19 en el país, la cual afectaría los recursos entregados por el orden nacional a los departamentos.

Ante el anunció que dio el gobernador Ricardo Orozco en la clausura de las sesiones extras de la Asamblea Departamental, donde advirtió que ante la crisis del COVID19 el departamento no podría cumplir este año con la ley 617, situación que llevaría a que caiga de segunda categoría. 

Sobre este tema el asambleísta conservador Giovanni Molina, se refirió frente a la posible afectación presupuestal que podría llegar a tener el departamento del Tolima y otras regiones del país. 

“Lo que le pasa al departamento hoy o puede suceder también la va a suceder a la mayoría de departamentos, todos realizan un presupuesto en este caso un presupuesto que deja la administración anterior que lo deja sobre el papel porque esos presupuestos se van financiando cada mes bajo el recaudo que haga de ingresos la entidad territorial en este caso sería la gobernación”, dijo Molina. 

El diputado reconoció las medidas adoptadas por el Gobierno Departamental, en el que respalda a Ricardo Orozco con sus determinaciones con el fin de evitar una mayor propagación del virus en el departamento. 

“Todos sabemos las repercusiones del COVID-19 de todas las medidas que se están tomando y desde acá quiero darle un apoyo al gobernador en cuanto a que esas medidas tienen que seguirse estableciendo y si son más estrictas mucho mejor”, reveló. 

A su vez, aseguró que la emergencia nacional que hay con el COVID-19 en el país, tendrá impactos fuertes en la economía, ya que según el análisis financiero lleva a pensar que este año el presupuesto de ingresos corrientes de libre destinación de $692 mil millones se caería en cerca de $50 mil millones. 

“Eso hace que la economía desacelere, que haya una recesión económica y por lo tanto el departamento va a dejar de percibir según cálculos financieros alrededor de $50 mil millones hay un indicador que es el de la ley 617 del año 2000 que mide la relación entre los gastos de funcionamiento versus ingresos corrientes de libre destinación”, enfatizó. 

Además, ante el riesgo de caer de categoría, Molina indicó que esto implica un llamado a la austeridad como lo reveló Orozco en la sesión virtual de la Asamblea, que advierte tener autoridad en el manejo del gasto. 

“Hoy el departamento está en segunda categoría y el disminuir en esa categoría implica varias cosas, lo decía el gobernador Orozco ayer, varias repercusiones en el tema de los ingresos o de los giros que le hace el gobierno nacional por ser ya un departamento con una categoría totalmente distinta”. 

Esto, implica una reducción notable en el presupuesto que se entrega desde el orden nacional lo que obligaría a reducir gastos ante la caída de recursos que tendrá el departamento. 

“El presupuesto, alimentación el nutrir de esos ingresos o rubros por parte del gobierno nacional disminuye y quiere decir que nosotros tendríamos que rebajar gastos y nuestro presupuesto caería notoriamente”, aseguró. 

Frente a las alternativas que se deben tomar con los recursos, el militante del partido Conservador, recalcó la importancia de uno de los proyectos aprobados por la Corporación que le da alivios tributarios a los ciudadanos. 

“Aquí debe de haber una estrategia fuerte para trabajar sobre el recaudo de los ingresos del departamento. Nosotros acabamos de trabajar en la Asamblea y aprobar un proyecto para algunos beneficios tributarios en materia de impuestos por ejemplo, de ingresos tributarios y no tributarios, yo creo que sería una serie de alternativas que utilizaría el gobierno departamental para que eso ingresos no se desplomen notoriamente y no perdamos la categoría”. 

Por último, hace un llamado al Gobierno Nacional, a que se mire la posibilidad de dar alivios con el fin de no afectar los departamentos, ya que esto repercutiría negativamente en la economía. 

“Así como el gobierno nacional ha tomado medidas en salud, económicas también tiene que ser flexible para que este indicador no vaya a afectar a las regiones y no vaya a afectar a los departamentos, porque eso implicaría una recesión económica pero también recesión en los presupuesto que sería grave”, concluyó.