Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 19.Octubre.2019
Belvedere
Pinto
  |   10.Octubre.2019   |   Por:  
Camilo Patiño

IBAL responde ante millonario contrato de alquiler de equipos

Ibagué, Tolima, 2019
Crédito: 
Tomada de internet
La empresa no tiene en su propiedad los aparatos con los que se hacen las lecturas de los contadores para determinar el consumo de cada hogar, y por ende en menos de 18 meses ha destinado casi $300 millones para pagar su préstamo.

Luego de que Econoticias diera a conocer que el IBAL carece de los dispositivos con los que se hacen las lecturas de los medidores para determinar el consumo de cada hogar, y que por ende recurre a millonarios contratos de arrendamiento de los equipos, hubo un pronunciamiento formal de la empresa.

En contexto

El 27 de agosto del 2018, el IBAL firmó un contrato por más de $200 millones con PYG SAS para el arrendamiento de los equipos terminales portátiles que permiten la toma de lecturas de los medidores de los usuarios en la capital tolimense. El vínculo contractual en principio contemplaba un periodo de 12 meses.

Una vez vencido el contrato hace poco más de un mes, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado decidió adicionarle más de $94 millones al contratista con el fin de extender el tiempo de arrendamiento de los mismos equipos por otros 180 días contados desde el 27 de agosto del 2019.

Así las cosas, en menos de 18 meses el IBAL destinó casi $300 millones para el alquiler de unos dispositivos que se supone deberían hacer parte de su propio inventario, pues la toma de lecturas en los contadores representa una característica intrínseca de la empresa que hace parte de su ejercicio cotidiano en medio de la prestación del servicio.

Si se trata de una tarea periódica y necesaria para conocer el consumo de cada hogar y por ende establecer el cobro, ¿por qué el IBAL no tiene dichos equipos y recurre a pagar millonarias sumas en alquiler?

La respuesta del IBAL

Luego de hacer un análisis de la necesidad de tener elementos y sofware de última tecnología, el IBAL contrata el arrendamiento de dispositivos que toman lectura en los medidores porque tiene los siguientes beneficios:
1) No ingresan al inventario 
2) No hay que asegurar los equipos 
3) Se alquila no solo el aparato sino el software que es sumamente costoso 
4) El arrendador nos garantiza cambios o reemplazo por daño e incluso por pérdida o hurto (ha sucedido) 
5) No se pagan impuestos al patrimonio porque no ingresan al inventario 
6) El costo del alquiler incluye el mantenimiento
7) Se mantiene actualizado el sofware.
8) Se asegura que los equipos sean de última tecnología y no se registra detrimento al darlos de baja.