Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 21.Octubre.2019
Belvedere
Pinto
  |   19.Septiembre.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

Los reductores que no reducen la velocidad en Ibagué

Ibagué, Tolima, 2019
Crédito: 
Ecos del Combeima
El prematuro deterioro de los dispositivos viales tiene ahora en un 'juego de ping-pong' a la Secretaría de Movilidad, desde donde se le tira la pelota a la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Secretaría de Infraestructura Municipal.

Aunque la Agencia Nacional de Seguridad Vial tuvo a su cargo la instalación de los cuestionados reductores de velocidad en vías principales de la capital tolimense, fue la Administración Municipal la que terminó dando el aval para las intervenciones que al menos sobre el papel tenían como objetivo regular el tráfico y reducir los indicadores de accidentalidad.

En menos de un año muchos de los dispositivos viales se encuentran absolutamente deteriorados o ni siquiera existen, por lo que ahora la Secretaría de Movilidad protagoniza un 'juego de ping-pong' en el que le tira le pelota a la Secretaría de Infraestructura Municipal y la ANSV.

El pasado 26 de agosto, José Alexis Mahecha aseguró que era competencia de la Agencia llevar a cabo la reparación y reposición de los reductores, y explicó que en los casos en que se presenta hundimiendo, la responsabilidad recaía sobre el despacho de Infraestructura por tratarse de una afectación generada a raíz del mal estado de la malla vial.

Hoy, casi un mes después, ninguna intervención se ha dado, y según el criterio de Mahecha, tanto la Agencia Nacional de Seguridad Vial como la Secretaría de Infraestructura le estarían incumpliendo al municipio. Los dispositivos deteriorados cada vez son menos funcionales, los que se perdieron no han sido respuestos y los que se hundieron no tienen ningún grado de efectividad.

¿Pasos en falso?

El 22 de abril la Secretaría de Movilidad tuvo que recurrir a la ANSV para que desmontara los estoperoles que reducían a dos carriles el paso a un costado del Liceo Nacional sobre la Cra. 5a, y aunque en principio la administración de Jaramillo quiso defender la medida, finalmente no tuvo más remedio que dar el 'reverzaso' ante el caos vehicular que se había generado.

Así mismo, a la Alcaldía le tocó ordenar que se anulara la estrategia que durante varios días segregó el paso de vehículos únicamente a un carril en la intersección de la calle 60 con la Av. Ambalá, entre otras cosas, gracias a la defensa que dio Efraín Valencia, gerente del centro comercial La Estación.