Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 14.Octubre.2019
Belvedere
Pinto
  |   19.Septiembre.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

“El general Ramírez es el potencial enemigo de Ibagué porque se opone al proyecto del Aeropuerto Perales con artimañas”: Alfredo Bocanegra

Alfredo Bocanegra
Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
El exdirector de la Aerocivil en diálogo con Econoticias hizo referencia a las trabas que han puesto funcionarios de la Aeronáutica a la compra del TLS, importante herramienta de radioayuda que permitiría que aviones de mayor envergadura puedan aterrizar en la capital tolimense.

Alfredo Bocanegra, exdirector de la Aeronáutica Civil y actual candidato a la Alcaldía de Ibagué en diálogo con Econoticias hizo referencia a las importantes socializaciones de proyectos que se han venido presentando en torno a mejorar la competitividad del Aeropuerto Perales y un sinnúmero de trabas que estaría colocando al parecer el actual director de la Aerocivil y un general en retiro funcionario de la misma.

El candidato inicialmente explicó que actualmente, el aeropuerto cuenta con 1800 metros de longitud de pista, 100 metros más que Santa Marta que es internacional, lo que puede favorecerlo al momento de su crecimiento, además que cumple con tres de los cuatro requisitos internacionales, como un “buen terminal, torre de control y estación de bomberos, pero lo que nos hace falta es que Ibagué puede aspirar a tener una pista de más de 2400 metros de longitud, cambiando la dirección, construyendo un nuevo giro de pista con dirección al sector del Salado”.

Con el fin de mejorar la operación del aeropuerto, explicó que “necesita unos equipos que primero se pensó era el ILS, pero ese requiere unas longitudes adicionales, terrenos muy amplios que Ibagué no los tiene y descubrimos en el mercado había un fabricante que fabricaba para los Estados Unidos un equipo más pequeño para aeropuertos que no necesitan grandes longitudes y es el TLS que es un sistema de respaldo que el piloto directamente en su cabina lo puede leer y puede aterrizar bajo mínimo meteorológico”.

De acuerdo a la gestión que adelantó cuando fue director de la Aeronautica, Bocanegra indicó que el TLS tenía un costo de $15 mil millones, “nosotros alcanzamos a conseguir la autorización para Ibagué, Santa Marta, San Andrés y Manizales, lamentablemente en esos días salí de la Aeronáutica y es bueno que se revalide ese tema en el debate y que el Gobierno Nacional haría un buen trabajo con el liderazgo empresarial en el Tolima haciendo dos cosas para Ibagué en materia aérea, uno ordenando la adquisición de ese equipo y su instalación y dos ordenar el inicio de los estudios del giro de la pista para pensar en una aeropuerto internacional”.

Alfredo Bocanegra aprovechó para hacer fuertes críticas a los actuales funcionarios de la Aerocivil, los cuales han querido torpedear ese importante proyecto que favorecería a la ciudad de Ibagué, asegurando que “han engañado a la ministra, el general Juan Carlos Ramírez es la persona que llevé después de haber sido presidente de Satena sin conocerlo para ser secretario General de Sistemas Operacionales, fue quien salió a calumniarme en La W y no quise exponer ni al departamento ni someterme a un escándalo”.

De igual forma, advirtió que el general y exsecretario de Seguridad Aérea de la Aeronáutica Civil Ramírez, “es el gran y potencial enemigo de la ciudad, pero no puede mandar más que el presidente, se opone a este proyecto con artimañas, se opuso desde que yo estaba allá, me dijo que él aprobaba eso siempre y cuando no fuera para Ibagué”.

Debido a este panorama y los presuntos engaños en los que tendrían a la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, Alfredo Bocanegra aseguró que está dispuesto a reunirse con la Cámara de Comercio de Ibagué con el fin de presentar la información del fabricante del TLS que no estaría diseñado solo para la guerra como lo han hecho ver y además demostrar que los funcionarios actuales de la Aerocivil estarían orientando mal este proyecto, entre ellos el general Ramírez quien “solo aspira a una posición internacional y no está compenetrado con los temas de la nación”.