Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 14.Noviembre.2019
Belvedere
  |   10.Julio.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Juez del Tolima tenía un macabro plan para asesinar a dos mujeres en Ibagué y Cali

Crédito: 
Suministradas
El complot criminal que involucró a la mamá y a un primo de la funcionaria, pretendía acabar con la vida de la actual pareja de su ex esposo y una hija del señor. Ayer iniciaron las diligencias de judicialización que culminarán el día de hoy en el Palacio de Justicia.

Luego de tres meses y medio de investigación adelantadas por la Sijín de la Policía Metropolitana de Ibagué en coordinación con la Fiscalía, se logró desenmarañar una novela criminal que por poco termina en tragedia producto de los celos enfermizos de una juez de la República, quien pretendía cometer dos homicidios para recuperar a su ex pareja, al no superar la relación que había terminado cerca de dos años atrás. 

Todo inicio el pasado mes de marzo cuando la juez promiscuo del municipio de Ataco identificada como Lilia Alberta Ospina visualizó un plan criminal, con el cual pretendía acabar con la vida de la actual pareja de su ex esposo y la de su ex hijastra, quien actualmente se encuentra estudiando en la ciudad de Cali. 

Fue así que en medio de su desorden mental, la mujer vinculó en su idea criminal a la progenitora identificada como María Alberta Fuentes Ortegón y a un primo taxista, quienes al parecer la ayudaron a contactar y negociar con los dos sicarios. 

De acuerdo con las autoridades, la funcionaria logró cerrar el negocio en cuatro millones de pesos, para que los delincuentes siguieran sus órdenes al pie de la letra. Su objetivo al parecer era limpiar el camino para tratar de recuperar a su ex esposo, con quien también tiene un hijo adolescente. 

Los sujetos identificados como David López Orozco de 28 años y José Raúl Vélez Torres de 42, viajaron desde el municipio de Garana - Meta hasta la ciudad de Cali, donde no pudieron localizar a la joven identificada como Luisa María Páez (hija de Leonardo Páez, ex pareja de la Juez), a quien pretendían asesinar en primera instancia. De este modo, los sujetos tuvieron que regresar a Ibagué para continuar con el plan, de tal forma que se alojaron en un hostal de la calle 18 con carrera segunda. 

Por lo anterior, el día de los hechos los sicarios siguieron a su víctima identificada como Gisela Torres Sáenz de 39 años, quien viajaba en compañía de otra mujer a bordo de su automóvil Renault Sandero, de tal forma que al llegar a la calle 67 con carrera octava (interior del barrio Parrales), los pistoleros interceptaron a la ciudadana y le dispararon en una oportunidad a la altura del cuello, generando que el proyectil saliera por uno de sus brazos. 

Desde allí la afectada fue evacuada hacia las instalaciones de la clínica Nuestra del barrio Varsovia, donde los profesionales de la salud tuvieron que intervenirla quirúrgicamente. Días más tarde la señora Gisela fue dada de alta, toda vez que afortunadamente el proyectil no afectó sus órganos vitales. 

Sin embargo, la oportuna reacción de la Policía que realizó un plan candado apoyado en el sistema integrado de cámaras de seguridad, permitió la captura de los dos autores materiales del homicidio en grado de tentativa, momentos en los que llegaban al lugar donde se estaban alojando. 

Fue así que en las diferentes entrevistas con los capturados, los integrantes de la Sijín y la Fiscalía empezaron a dilucidar el trasfondo del intento de homicidio. 

Vale la pena señalar que al ser presentados ante un juez, los dos sujetos fueron enviados a la cárcel de Picaleña, donde el pasado 26 de junio José Raúl Vélez Torres murió en extrañas circunstancias. Esta situación es materia de investigación por parte de las autoridades. 

En este orden de ideas, se adelantó la recolección de material probatorio, que sirvió para solicitar las nuevas órdenes de captura, siendo pieza clave los celulares de los sicarios, donde se pudo establecer que las últimas llamadas se realizaron al celular de la juez. 

De este modo, integrantes de la Sijín lograron en las últimas horas la captura de Lilia Alberta Ospina (juez), María Alberta Fuentes y José Ismael Ortegón de 53 años de edad, quienes fueron dejados a disposición de la Fiscalía. 

Ayer en horas de la tarde los tres acusados fueron presentados ante un juez con función de control de garantías, quien legalizó los procedimientos de captura y realizó la imputación de los cargos de homicidio en grado de tentativa, porte ilegal de armas y concierto para delinquir. 

Vale la pena señalar que en la mañana de hoy miércoles se culminará esta etapa procesal donde el juez determinara si los envía a la cárcel, los beneficia con prisión domiciliaria o los deja en libertad.