Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Mayo.2018
Prabyc
  |   04.Enero.2018   |   Por:  
El Espectador

Hombre abusó de perrita y la dejó envuelta en bolsa plástica

Crédito: 
Noticias Caracol
El responsable del hecho podría ser cobijado con la ley de maltrato animal y ser condenado hasta a tres años de prisión.

Un nuevo caso de maltrato animal se presentó en el país; esta vez en Cali. Según las autoridades de la ciudad, un hombre abusó de una perrita de cuatro meses y la dejó en la calle envuelta en una bolsa plástica. Aún se desconoce la identidad del sujeto.
El hecho se conoció este miércoles, cuando una mujer halló al animal cerca de un centro médico del barrio El Morichal, mientras esperaba ser atendida. "Me acerqué a ver qué tenía o pensé que se le había soltado a alguien. Cuando me acerqué, intenté quitarle una amarra, algo plástico duro, que también tenía en el cuello. La miré y tenía sangre en su boquita, le vi las paticas y estaba destilando sangre. Y, al alzarle la colita, vi algo tan espantoso, no supe qué hacer", relató Mary Jiménez a Noticias Caracol.
Junto a otra mujer, Jiménez llevó a la perrita a una veterinaria, donde un profesional determinó que el animal tiene varios órganos dañados. "Se trata de una perrita que fue abusada por un individuo del cual no tenemos ubicación. Es un animalito que sufrió”, añadió Jorge Eliécer Zorrilla, comandante de la Policía Ambiental de Cali.
El responsable del hecho podría ser cobijado con la ley de maltrato animal y ser condenado hasta a tres años de prisión. Desde enero de 2016, los animales en Colombia son considerados seres sintientes y no cosas, por lo que reciben una especial protección contra el sufrimiento el dolor.
Desde esa fecha, es delito maltratar a un animal, causarle la muerte o lesiones. La pena para quien lo haga es de 1 a 3 años de prisión y multa de 60 salarios mínimos mensuales legales vigentes. La condena, en este caso de Cali, se aumentaría porque se cometieron actos sexuales con el animal.
El 23 de diciembre, un hombre en Buenaventura, también en el Valle del Cauca, fue capturado porque desmembró a un perro, al parecer, para comérselo. “Lo había abierto y había extraído las vísceras y otras partes del animalito y procedía a preparar, junto con otros alimentos, la carne del animalito”, dijo en ese momento Jorge Miguel Cabra, comandante del Distrito de Policía de Buenaventura. 
Tomado de El Espectador (ver nota original)