Alexa
Gana Gana
Vergel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Septiembre.2018
Prabyc
  |   05.Diciembre.2017   |   Por:  

“Durante mis trabajos en el túnel nunca me declararon ningún incumplimiento”: Carlos Collins

El representante del consorcio Unión Temporal Segundo Centenario (UTSC), que tenía a su cargo la construcción de El Túnel de la Línea recibirá por parte del Estado colombiano $42 mil millones.

Tras conocerse la decisión del Consejo de Estado en obligar al Instituto Nacional de Vías, INVÍAS a pagar una multa de $42 mil millones al consorcio Unión Temporal Segundo Centenario (UTSC), que representa Carlos Collins quedó demostrado que el Estado no puede tomar acciones de manera arbitraria en un proyecto que le generó sobre costos al consorcio y que de alguna forma pone en juego el avance de los proyectos. 
De acuerdo a Collins la decisión del Consejo de Estado se conoció luego de la respuesta emitida por el Tribunal de Arbitramiento donde INVIAS decidió apelar y elevar ante el Consejo de Estado donde este determinó reconocerle al consorcio el revestimiento especial que la entidad hizo en El Túnel de la Línea. 
Es de recordar que esta obra fue otorgada en el 2008 a UTSC para que elaborara los estudios, diseños, construcción y operación del Proyecto ´Cruce de la Cordillera Central, Túneles del II Centenario-Túnel de la Línea Segunda Calzada Cajamarca´ con un contrato por más de 600.000 millones de pesos.   
En la explicación que entregó el  representante del consorcio Unión Temporal Segundo Centenario (UTSC), a Econoticias argumentó que “primero en el proyecto estaba diseñado un revestimiento que se llamaba de concreto lanzado y el INVIAS pidió que este se cambiara por concreto convencional, yo advertí en su momento que lo hacía pero que costaba más, ellos no quisieron reconocer en ese momento el mayor costo”. 
“Lo que falló el Tribunal de Arbitramento es que yo tenía razón, que si costaba más tenía que pagarme ese costo adicional y los condenaron a pagarme ese costo adicional del revestimiento, frente a esto el INVIAS puso un recurso de nulidad y lo que acaba de fallar el Consejo de Estado es en contra de ese recurso, confirmando que me tiene que pagar el mayor valor”.  
Aclaró que la respuesta del Tribunal no es una sanción si no un fallo, porque INVIAS quería que el consorcio pagara por el material que le adicionaba más costos al contrato inicial.   
Sobre si existe otro recurso que pueda interponer INVIAS para no pagar la sentencia, Carlos Collins puntualizó que no, que ya se le acabaron los recursos, sin embargo dijo que existe otro Tribunal donde ellos adelantan otro proceso contra el Instituto Nacional por una razón parecida en el cual no le pagaron los precios que estaban establecidos en el contrato, sino que en palabras del representante se inventaron unos valores diferentes, “entonces ese será otro fallo, es decir el año entrante donde la demanda está soportada por 800 mil millones a lo que INVIAS ha contestado con una cosa absurda, que me parece a mí, demanda de reconvención por 350 mil millones”.
Ante el hecho de elevar la demanda al Consejo de Estado precisó que todo depende si el perdedor usa el recurso de nulidad, si no lo usa no se hará nada al respecto. 
¿Presiones para terminar el túnel? 
Frente a si existieron presiones por parte del Instituto Nacional de INVIAS por terminar El Túnel de la Línea destacó que a él no le han declarado ninguna caducidad.
“Esto es bueno que lo sepa la opinión pública, a mí no me han declarado la caducidad por que el ministro recientemente cuando reconoció que no iban a poner al servicio el túnel en este Gobierno dijo que a mí me habían caducado el contrato, lo que es una solemne mentira, a mí no me dieron una prórroga entonces cuando se acaba el plazo pues el contrato se acaba”.
Afirmó que la prórroga del contrato no se la dieron por una sencilla razón, “porque ellos sabían que yo sí terminada el túnel, las obras civiles en cuatro meses y se iban a encontrar con un problema que habiendo yo terminado las obras civiles no podían poner en uso el túnel porque están atrasadísimos en una cosa que se llama equipos electromecánicos”.
“Si esos equipos no están instalados no se puede colocar el túnel al servicio, entonces me quieren echar la culpa a mí porque no se pone a funcionar cuando la realidad es que terminar lo que falta de túnel es muy fácil, lo podría hacer yo con cuatro meses o lo puede hacer el nuevo contratista que tienen, al cual le pagan tres veces más de los que yo cobraba, 65 mil millones por terminar el túnel, a ellos le están pagando 228 mil millones y están pidiendo más plata y no han comenzado siquiera con terminar las obras civiles”.
Concluyó diciendo que al director de INVIAS no le interesa que ellos, los nuevos contratistas, inicien con los trabajos del túnel por que si empiezan van a terminarlos  también y luego el Instituto no sabe cómo poner el túnel a funcionar, ya que el contrato de los equipos electromecánicos se hizo de manera corrupta por el alto funcionario del orden nacional.
“Es decir ni han comprado los equipos, por ende no tiene nada que instalar y no se puede dar vía libre a la ciudadanía por el túnel, le cuento a la opinión pública que todo depende de esos equipos y no de las obras civiles como lo han hecho creer, esas obras no tienen nada que ver ni conmigo ni con el nuevo contratista que se  consiguieron, que de por cierto es muy bueno pero más caro”. 
¿Más corrupción? 
Con respecto a pagar tres veces más el trabajo de El Túnel de La Línea en palabras de Collins es más corrupción y sentenció, “los periodistas no ponen la presión social, eso está claro, existe corrupción, pregúntenle al director del Instituto si no está pagando triplicado el valor por encima de lo que yo ofrecí”. 
“No tengo dudas, le pongo total seguridad, hay corrupción en el proceso más no investigaciones, inclusive fui a la Procuraduría y denuncié todo esto pero no han abierto ni siquiera la indagación preliminar, les dije además que le dieran traslado a la Contraloría y Fiscalía y no he vuelto a saber más nada de esas acciones que interpuse en enero”.  
Resaltó que el contrato de los equipos electromecánicos se hizo con la firma Unión Temporal DISICO-COMSA-GYC que no se conocía en el medio integrada por COMSA COLOMBIA S.A.S., COMSA S.A. SOCIEDAD UNIPERSONAL SUCURSAL COLOMBIA, DISICO S.A. e Ingeniería y Telemática  G&C S.A.S.