Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 11.Diciembre.2018
Prabyc
  |   03.Octubre.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

Posiciones divididas en torno a la prohibición de la dosis mínima como herramienta para combatir la drogadicción y el microtráfico en Colombia

Dosis mínima
Crédito: 
Ecos del Combeima
La puesta en marcha del decreto ha generado múltiples opiniones, por tal motivo, en Golpes de Opinión analizamos los pro y los contra de la medida.

 

En Golpes de Opinión analizamos la incautación y destrucción de la droga que portan los consumidores como una estrategia para hacerle frente al microtrágfico y la drogadicción. Para tal fin, inicialmente hablamos con el politólogo Juan Guillermo Hernández, quien calificó la iniciativa del Gobierno Nacional como "controvertida y problemática"; Hernández advirtió que a nivel mundial las estrategias se han ido trabajando con mecanismos menos "represivos":

"Yo creo que con esta medida estamos retrocediendo de manera significativa en la lucha contra la droga en nuestro país, no es a través de la Policía y muchísimo menos a través de un decreto como se va a prevenir el consumo de sustancias psicoactivas en nuestro país. Yo valoro muchísimo que estos temas se estén dando y que hayan generado todo este tipo de controversias, creo que es uno de los mayores aportes que hay en todo este debate, ha puesto a las familias a hablar sobre el tema, ha puesto a los medios de comunicación a tocar estos asuntos".

Por su parte, el psicólogo y representante de la fundación 'Somos Amigos de Corazón', Guillermo Rodríguez, destacó la importancia de defender las familias que han padecido el flagelo de la drogadicción, y por ende aplaudió el accionar del presidente de Iván Duque en relación con las medidas que reclaman los afectados. Rodríguez destacó que la incautación y destrucción de las dosis sí representa una medida de prevención:

"Creo que esta es una medida de prevención, y creo que el presidente tendrá que incluir en sun Plan de Desarrollo una serie de programas y políticas que fortalezcan esa acción con una serie de actividades que realmente ayuden al proceso; cada sociedad tiene su análisis, cada país tiene su situación; nosotros solemos compararnos con Estados Unidos, con Europa, pero la realidad de ellos es muy diferente; creemos que acá si no le ponen coto a esa libertad, pues vamos a seguir aumentando".

Entre tanto, el periodista Carlos Sepúlveda también manifestó que la medida no representa un retroceso, incluso aclaró que cualquier medida que se oponga al consumo de drogas debe ser bienvenida. Además, Sepúlveda aclaró que el decreto no contempla poner tras las rejas a las personas que sean sorprendidas con las dosis, sino que únicamente se procederá con el debido proceso de incautación, y se refirió puntualmente a algunos lugares de la ciudad:

"El Skate Park es un sitio de diversión de una gran cantidad de personas; llegó un momento en el que los padres de familia que llevan sus niños salieron espantados porque eso se lo tomaron literalmente la cantidad de marihuaneros que convirtieron ese sitio en un punto de consumo. El panóptico, para llamarlo de una manera coloquial, se volvió fue un sopladero, y es un sitio de educación, de cultura, pero no una cosa de esas".

Otras alternativas

Para Juan Guillermo Hernández, los objetivos deben estar encaminados a educar en torno el responsable ejercicio de la libertad, pues -según él- el 'jíbaro' no es el responsable de que las personas caigan en la droga, sino los mismos consumidores que aceptaron las sustancias. Hernández cuestionó las estadísticas existentes con respecto a la mortandad de población infantil y adulta por consumo de drogas:

"El país tiene más índices de muertos por el tabaquismo que está legalizado, por el alcohol que está legalizado, que por el mismo consumo de drogas. Si vamos a prevenir y si vamos a preservar la vida de nuestros infantes y de los colombianos, por qué entonces el mismo presidente Iván Duque en su ejercicio parlamentario se opuso al incremento del IVA en las bebidas azucaradas que genera obesidad en los niños; hoy por hoy son más los niños obesos que los que están en el mundo de las drogas".

Guillermo Rodríguez desde su experiencia con la fundación señaló que sí es el 'jíbaro' el que llegua a las escuelas a "provocar a los niños", y que precisamente en medio de la rentabilidad que necesitan obtener por el negocio del microtráfico se trazan esa tarea de inducir a la población infantil para que caiga en el consumo de sustancias psicoactivas.