Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 12.Agosto.2020
Inacar
  |   31.Julio.2020   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Se complicó la situación en la cárcel de Picaleña

Crédito: 
Suministrada
Los funcionarios han tenido que sacar a los pacientes de COVID-19 en uno de los vehículos del INPEC, el cual no cuenta con ninguno de los protocolos de bioseguridad. La fiduprevisora encargada de la salud de los internos está absolutamente desinteresada en la situación. 

Con la uñas estarían tratando el tema de la pandemia del coronavirus COVID-19 en las instalaciones de la cárcel de Picaleña, donde los funcionarios del INPEC adscritos al cuerpo de custodia y vigilancia, han tenido que utilizar hasta un carro viejo para trasladar a los pacientes más graves a los centros asistenciales. 

Según las denuncias que nos han hecho llegar, anoche se solicitó el servicio de varias ambulancias en el Coiba, pero el servicio no fue efectivo, de tal manera que se pide un mayor compromiso por parte de la Secretaría de Salud municipal y departamental, para apoyar en esta emergencia. 

Por su parte, los internos denuncian que hay varios bloques y pabellones en los que se proliferó el COVID-19, de tal manera que señalan que la fiduprevisora se desentendido de su obligación para prestar un buen servicio de salud para las personas privadas de la libertad. 

Por su parte, es evidente la preocupación de los funcionarios del INPEC, toda vez que los guardianes por obligación tienen que tener contacto con los internos, representando también un riesgo para su integridad. 

De acuerdo con algunos internos, son varios privados de la libertad que han fallecido a causa del COVID-19, de tal manera que hay pánico generalizado en toda la población carcelaria.