Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 19.Octubre.2019
Belvedere
Pinto
  |   08.Octubre.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Compañero sentimental de la empleada doméstica capturada días atrás fue judicializado

Crédito: 
Suministrada
El hombre al parecer también tuvo un grado de participación en los millonarios hurtos que realizó la mujer en la casa en la que trabajaba. Aparentemente se aprovechaban de la víctima de la tercera edad para hurtar grandes sumas de dinero.

Días después de la captura de su compañera sentimental, Arelis Botero Zambrano, fue detenido Harold Reina Villanueva, quien ahora deberá responder por los delitos de hurto por medios informáticos, hurto calificado y agravado y violación de datos personales, los cuales al parecer cometieron en contra de una mujer de la tercera edad, con la que trabajaba Botero Zambrano en un reconocido sector de la capital tolimense. 

Según la denuncia y la información suministrada por las autoridades, la mujer se desempeñaba como empleada de servicio y tras ganarse la confianza de la víctima, al parecer aprovechó para despojarla de sus pertenencias avaluada en 80 millones de pesos, con la presunta complicidad de Reina Villanueva. 

El procesado quien fue detenido el pasado fin de semana por servidores de la Policía Metropolitana de Ibagué, fue llevado ante un juez con función de control de garantías de la ciudad de Ibagué, donde la Fiscalía local que lidera la investigación, le imputó los cargos que no aceptó, pero aún así fue enviado a prisión de manera preventiva.

Las investigaciones preliminares dan cuenta que la víctima fue despojada de sus dos tarjetas débito, de tal forma que de esto se enteró sólo tiempo después cuando la empleada dejó de ir a trabajar.

Aparentemente la mujer aprovechaba los quebrantos de salud de su empleadora de 84 años, de ta manera aprovechaba para hurgar en sus cajones y sacar los plásticos, joyas y elementos de valor hasta alcanzar una suma cercana a los 50 millones. 

De igual manera se comprobó que en dos retiros de sus tarjetas hizo transacciones por unos 40 millones de pesos, quedando en el registro de las cámaras de seguridad del banco que ambos hicieron los retiros en uno de los cajeros automáticos de la entidad crediticia.
 
Por ahora la pareja continuará privada de la libertad, mientras avanza el proceso de judicialización en su contra.