Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 24.Septiembre.2020
Inacar
50 años
  |   02.Agosto.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Judicializaron profesora del delito en Ibagué

Crédito: 
Suministrada
La mujer quien se desempeñaba como docente de ética, al parecer cobraba irregularmente subsidios de la Unidad Nacional de Protección haciendo pasar a sus estudiantes como militantes de la Unión Patriótica.

Personal del Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía seccional Tolima, mediante un operativo simultáneo en diferentes puntos de Ibagué, adelantó dos diligencias de  registro y allanamiento las cuales permitieron la captura en flagrancia de Carol Viviana Báez Cabeza, por el delito de estafa agravada, así como la incautación de varios elementos que aportarán al desarrollo de la investigación.

La procesada de 33 años, se desempeñaba como instructora de ética y valores, contratista de una entidad pública del país con sede en Ibagué, donde se hacía llamar Magdalena Calderón.

Al parecer la mujer instrumentalizaba a sus estudiantes con la promesa de ayudarles a obtener un subsidio de apoyo de sostenimiento regular de 200 mil pesos durante un año, para lo cual les pedía toda su documentación y así lograba manipularla.

Para tal fin, la mujer hacía pasar a los jovenes como militantes del partido político Unión Patriótica ante la Unidad Nacional de Protección UNP, con el objetivo de conseguirles un subsidio de 7 millones 453 mil pesos, de los cuales los jóvenes tan sólo recibían aproximadamente un millón, de tal forma que aparentemente se apropiaba del resto del dinero.

De acuerdo con las labores investigativas adelantadas por el CTI de la Fiscalía seccional Tolima, la indiciada habría instrumentalizado a por lo menos 10 personas bajo la misma modalidad.

Por estos hechos, en las últimas horas fue presentada ante un juez con función de control de garantías de la capital tolimense, donde una fiscalía local de la Unidad de Delitos Informáticos, le imputó los punibles de enriquecimiento ilícito y fraude a subvenciones, los cuales no aceptó.

Finalmente le fue otorgada medida de aseguramiento en su domicilio, debido a que no cuenta con familiares o allegados que cuiden de su hijo menor de edad quien está enfermo.

De igual manera el juez indicó que si en algún momento llegase a solicitar permiso de trabajo, no podrá volver a desempeñarse jamás como instructora en la entidad pública donde dictaba clases.

Vale la pena señalar que mediante las diligencias de allanamiento realizadas en un almacén y en la vivienda de la mujer, los investigadores encontraron entre otros elementos la suma de 7 millones 450 mil pesos en efectivo, soportes de transacciones a nombre de diferentes personas, 500 fotocopias de cédulas de ciudadanía de diferentes personas, 200 fotocopias de tarjetas de identidad, un computador portátil, fajillas membretadas de dinero con el logo de la UNP y del banco en donde se realizada el retiro, además de documentos contables.