Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Julio.2019
Terraverde
  |   09.Julio.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Ciudadanos que protagonizaron casos de violencia intrafamiliar fueron enviados a la cárcel

Crédito: 
Suministrada
Las situaciones ocurrieron en hechos aislados en el sur del Tolima, requiriendo la intervención de la Policía departamental y finalmente la judicialización ante un juez con función de control de garantías. 

Se trata de dos hombres que fueron judicializados en hechos aislados por la Fiscalía en el municipio de Chaparral, luego que fueran sorprendidos en flagrancia por miembros de la Policía departamental, momentos en los que estaban golpeando a sus parejas sentimentales, provocándoles graves heridas que les generaron varios días de incapacidad.

Fue así que Mario Guzmán Suárez de 28 años y Jorge Núñez Morales de 40 fueron presentados en audiencia pública, donde no aceptaron los cargos imputados por el ente acusador, pero aún así fueron enviados a la cárcel como medida preventiva.

El primer hecho ocurrió en el barrio La Loma de esa población sur tolimense, cuando los integrantes del cuadrante de la zona realizaban un patrullaje de control, siendo alertados sobre las agresiones físicas y verbales de las que estaba siendo víctima una mujer de 44 años.

Al llegar a la plaza de mercado donde se estaba desarrollando la agresión, los uniformados se percataron de la conducta de un hombre quien al parecer estaba bajo la influencia del alcohol golpeando a su pareja, de tal forma que terminó causándole una fractura en el tabique. 

El segundo hecho se registró en una residencia ubicada en el barrio Las Américas de la misma población, donde al parecer el sujeto de 40 años agredió física y verbalmente a su compañera sentimental de 27 años. 

Según la denuncia de la afectada, en medio de una discusión el hombre la encerró en una habitación y allí la golpeó fuertemente, causándole traumatismos en la cabeza y hematomas en la espalda y en el rostro.

Por lo anterior, se tomó la decisión de cobijarlos con medida de aseguramiento en las instalaciones de un centro penitenciario, al representar un riesgo para las mujeres.