Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Octubre.2019
Belvedere
Pinto
  |   04.Mayo.2019   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

Ibagué amaneció con un violento crimen pasional y posterior suicidio del victimario

Crédito: 
Suministradas
El hombre le disparó a la mujer en varias oportunidades y cuando la Policía trató de capturarlo, una vez más desenfundó el arma de fuego y se disparó en la boca.

El terrible caso de feminicidio y posterior suicidio se registró sobre 11:50 de la noche en la calle 15 entre carreras segunda y tercera de la ciudad de Ibagué, donde un ciudadano llegó hasta el lugar donde se encontraba su ex pareja sentimental, para hacerle algunos reclamos por situaciones de índole pasional. Sin embargo, la conversación se salió rápidamente de control y terminaron con fuertes ofensas. 

Fue así que en medio de la acalorada discusión, el hombre identificado como Luis Fernando Rodríguez Medina desenfundó un arma de fuego tipo revólver calibre 38 y le disparó en tres oportunidades a la mujer identificada como Celmira Aguirre Ramírez de 53 años de edad. 

De este modo, mientras el hombre escapaba del lugar, la señora Celmira fue evacuada hacia las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta, donde murió sobre las dos de la mañana mientras era intervenida quirúrgicamente por los profesionales de la salud. 

Por su parte, el señor Rodríguez Medina quiso correr por la carrera segunda para tratar de alejarse de la escena del crimen, pero las patrullas de la Policía lo interceptaron a un costado de la iglesia San Roque ubicada sobre la calle 17, donde el hombre una vez más desenfundó su revólver y se disparó en la cabeza. 

Desde allí los uniformados procedieron a coordinar su evacuación en ambulancia hacia las instalaciones de la clínica Tolima, donde finalmente falleció por la gravedad de la lesión. 

Esta redaccion conoció a través del coronel Nicolás Carmen Aristizabal, comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, que la víctima se desempeñaba como vendedora ambulante de comidas. 

Finalmente, servidores del CTI de la Fiscalía se encargaron de adelantar las diligencias técnicas de inspección y levantamiento de los cadáveres, para trasladarlos a las instalaciones de Medicina Legal. 

Voz del coronel Nicolás Carmen Aristizabal: