Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 15.Octubre.2018
Prabyc
  |   28.Diciembre.2017   |   Por:  
pulzo

Mujer perdió una pierna luego de someterse a una liposucción que encontró en ‘promoción’

La afectada quiso regalarse de cumpleaños una cirugía estética y varios retoques en sus glúteos, pero el resultado no fue el que esperaba y ahora denunció al médico.

El caso ocurrió en Argentina en junio pasado cuando Mariela Ayala, próxima a cumplir 31 años, encontró por Internet a un médico cirujano que le prometió moldear su figura por un bajo precio, según contó la afectada al diario el Clarín. “Hace tiempo que quería hacerme una lipo así que busqué por Internet cirujanos y di con un doctor que me ofreció una ‘promo’ por mi cumpleaños: además de sacarme la grasa de la panza me ponía el excedente en la cola. Todo me costaba 30 mil pesos. Le dije que sí”, narró Ayala.
Paciente y cirujano cuadraron una primera cita de consulta el 5 de junio, un día antes de que la mujer cumpliera años, y fue ahí cuando empezó la pesadilla. “Me mandó a hacer análisis de sangre y un electro, y el 13 ya me estaba operando. Salí del quirófano muy hinchada, pero el médico me dijo que era normal. Ya en mi casa, el dolor se volvió insoportable”, aseguró la afectada al medio argentino.
Horas después de la intervención, Ayala recuerda que estaba ‘volando’ en fiebre’ y que su cuerpo se empezó a inflamar, sobre todo de la cintura para abajo, y que aunque intentó contactar al médico por WhatsApp no obtuvo respuesta. Por eso, dice, tuvo que pedir una ambulancia. La mujer fue internada en el Hospital de Churruca y estuvo 10 días en coma. Cuando despertó, cita ese medio, le contaron que debido a la infección estuvieron cerca de amputarle las dos piernas, un brazo y la otra muñeca, pero gracias a que un antibiótico le hizo efecto solo le mutilaron una pierna de la rodilla para abajo.
“Me dicen que se veía negra y que la cortaron por miedo a que la infección subiera. Era eso o morirme (…) cuando vi que me faltaba la pierna lloré, grité y dije que prefería morir a eso. Pero con el apoyo y la contención de mi familia y amigos de a poco empiezo a salir adelante”, explicó Ayala al Clarín, y dijo que por ahora intenta caminar con una prótesis. En diálogo con Diario 26, la mujer dijo que cuando el médico se enteró de su situación quiso visitarla en el hospital, pero que su familia no lo dejó ingresar.
En cambio, ella buscó a un abogado y lo denunció para que responda por su actuación. La mujer sacó fuerzas para enviar un mensaje a aquellos que están pensando en someterse a procedimientos estéticos: “Les diría que no lo hagan, que se valoren y se quieran. Por tener autoestima bajo decidí hacerme esto, busquen ayuda. No por ser gorda o flaca la gente va a quererte menos o más, no arriesguen la vida porque vale mucho”.
Tomado de: pulzo.com