Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 11.Noviembre.2019
Belvedere
  |   08.Noviembre.2019   |   Por:  
Ecos del Combeima

“En la Alcaldía estarían establecidas unas mafias para ampliar la planta de la Administración, el IBAL e Infibagué”: Alexander Castro

Crédito: 
Javier Pérez / Ecos del Combeima
El analista político hizo pública algunas irregularidades que se han venido presentando faltando dos meses para culminar el periodo de Guillermo Alfonso Jaramillo, como nuevos nombramientos, adiciones al Acueducto Alterno y cargos ‘chaleco’ a amigos de la administración municipal.

En diálogo con Econoticias estuvo el analista político Alexander Castro poniendo en conocimiento de la ciudadanía una serie de irregularidades que se estarían cometiendo al interior de la Alcaldía de Ibagué como aumento de la planta de persona de la administración, el IBAL e Infibagué, contratación ‘chaleco’ a amigos y adiciones al Acueducto Alterno.

Inicialmente Castro hizo referencia a un decreto expedido por el mandatario Guillermo Alfonso Jaramillo el cual busca ampliar la planta de personal de la Alcaldía el cual aseguró es abiertamente ilegal, situación que ya fuera denunciada por el sindicato SUNET y quienes han exigido que el mismo se tumbe porque tendría serias irregularidades.

Entre lo denunciado, se evidencio que no se “revisó si habría simultaneidad, si funcionarios que ya están nombrados podrían entrar a ejercer las mismas funciones u órdenes de prestación de servicios de funcionarios que irían a nombrar de esa manera rápida que quieren hacer”.

Además de encontrar inconsistencias en los nombramientos, también se estaría evidenciando que se tendría la intención de dejar cargos ‘chaleco’ para los amigos de la administración municipal, hechos que según Castro ha tenido conocimiento por propios funcionarios de la Alcaldía, ya que al parecer también se estarían nombrando familiares de personas que ya laboran allí.

El analista refirió que en el proceso de nuevas contrataciones el mandatario actual no habría tenido en cuenta “el método de la escalera que es la planta de personal se revise si estos nuevos cargos a proveer ya hay funcionarios que pueden aplicar porque ellos tendrían prioridad, porque de lo contrario si no hay funcionarios para ocupar estos cargos se debe decretar la vacancia o declaratoria desierta para nombrar una persona nueva”, advirtiendo que lo que se evidencia es que hay un afán de nombrar a más de 160 personas con irregularidades.

Frente a estas denuncias, Castro hizo un llamado al alcalde Jaramillo a quien le dijo que “dice ser un hombre decente, transparente, alejado de la corrupción, que esto sea verdad, tuvimos que alertar ayer porque dijeron que en el orden del día en la Junta Directiva ordinaria del IBAL se iba meter una proposición que propone adicionar al contrato del acueducto alterno en la segunda fase por una cifra superior a los $10 mil millones”, sin embargo, el alcalde electo, Andrés Hurtado estuvo presente y no se llevó a cabo.

Según el asesor del gobernador Óscar Barreto además del aumento de la nómina en la Alcaldía, esto se estaría viendo en Infibagué y el IBAL, por lo que hizo “un llamado para que la decencia sea verdadera y ojalá esas mafias que el alcalde denuncia todos los días no sean las mafias que ya están establecidas en la administración municipal y que la corrupción que se vive allí sea una equivocación porque estaríamos asistiendo en que en la administración habría unas mafias”.

Con el fin de analizar estas irregularidades se tuvo contacto también con Enrique Hoyos, presidente de Asoempubli, quien aprovechó para aclarar lo que viene ocurriendo en las nuevas contrataciones, asegurando que no entiende si SUNET estuvo presente en los procesos del estudio técnico que se realizó por más de dos años donde se analizó en cada una de las secretarías las necesidades que tenían por qué hasta ahora salieron a denunciar las irregularidades.

Aseguró que lo que se viene haciendo está en el marco de la norma, destacando que siempre se ha exigido que se respete la carrera administrativa con el fin de que los funcionarios que se encuentran de planta hagan solicitud para ser tenidos en cuenta para aplicar a los nuevos cargos.

Sobre las acciones del alcalde Jaramillo, el líder sindical señaló que el mandatario “iba tener en cuenta a compañeros que vienen en provisionalidad y pudieran llegar a cargos de profesional, el alcalde dentro de su autonomía nombró compañeros que cumplían requisitos, pero faltaron muchos”, añadiendo que “también prometió a los contratistas tenerlos en cuenta para los nuevos cargos, pero muy poco se dio”.

Según Castro, esto sería una clara violación de la ley ya que lo que se debió hacer fue “revisar era los que estaban en carrera administrativa y docentes, luego los profesionales con más de cinco años que se debían tener en cuenta, contratistas que llevan más de ocho años y se debe tener cuidado de manera fugaz van a nombrar gente y ellos se van afiliar a los sindicatos”.

Debido a estos hechos, en el proceso de empalme que adelanta el alcalde electo Andrés Hurtado, se le va pedir un estricto acompañamiento a la Contraloría y Procuraduría debido a que estarían en juego los dineros públicos ya que “no vaya ser que en la Alcaldía estén establecidas unas mafias para que se nombren unos cargos en la administración, el IBAL e Infibagué”.

Hoyos por su parte le respondió al analista político invitándolo a sostener diálogos directos con las organizaciones sindicales para evitar que se generen choques entre los servidores públicos y el nuevo alcalde y poder así evaluar la norma que se plantea sobre los decretos reglamentarios que según él no tiene conocimiento.

Castro también aprovechó para reprochar y pedirle al presidente de Asoempubli que revise los contratos de personas como la que maneja la agenda del alcalde Jaramillo quien estaría nombrada en otra dependencia y otros más, exigiendo así que exista transparencia en estos procesos, agregando que también se estaría evidenciando una “acomodación de las auditorías internas que es una cadena que tiene que ver con control interno, Planeación, Secretaría Administrativa y la Oficina Jurídica”.

Le pido al alcalde decencia y transparencia, no vaya ser que su lengua se convierta en el azote de su propio cuero, las mafias y la corrupción puede ser que estén allá dentro de su propia Alcaldía y no afuera como usted lo denuncia”, le criticó Castro.

También hizo un llamado a la ciudadanía ya que lo que estaría en juego son los recursos públicos, pidiendo a la Personería Municipal estar atenta a las irregularidades que ha evidenciado ya que muchas personas se estarían ajustando de manera ‘chaleco’ en la Alcaldía pasando por encima de la ley.

Concluyó Castro que aunque Jaramillo en sus discursos dice mucho de la transparencia de su gobierno en estos cuatro años, “otras son las acciones que dejan mucho que decir sobre un comportamiento irregular que se está viendo a última hora de manera presurosa en la administración y que deja mucho que decir del verdadero comportamiento y la falta de decencia del manejo de lo público”.