Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 14.Julio.2020
Inacar
  |   14.Diciembre.2017   |   Por:  

“Hago un llamado de advertencia públicamente diciendo que ese tipo de autorizaciones no se pueden dar”: Humberto Quintero

Los concejales decidirán este viernes el futuro de la iniciativa donde se busca construir el tan anhelado ´Parque para la Paz´, en 70.7 hectáreas que tiene el lote ubicado en el Salado avaluado en Dos mil 860 millones de pesos.

Este viernes el Concejo de Ibagué decidirá el futuro del Proyecto de Acuerdo N°027 con el cual la Alcaldía de Ibagué busca facultades para declarar de utilidad pública un predio y celebrar contratos de compraventa de un predio, donde la Administración Municipal quiere adecuar un parque para la paz. 
Ante los ojos de la misma Corporación y de personas del común, es un proyecto bastante interesante pero sobre el reposan dos afectaciones de aspecto jurídicos explicadas por el cabildante Humberto Quintero, el cual señaló que el 50% del terreno está a favor de la Nación, por temas de restitución de tierras por estupefacientes y el 50% restante obedece a un proceso civil de sucesión entre varios hermanos. 
“En este sentido existe un conflicto jurídico porque todo el predio no es de propiedad de los vendedores, sino de que de ellos se desprende el 50%, que sucede, que para poder dar unas facultades al alcalde para que compre este predio, lo que estaríamos haciendo es comprando un problema teniendo en cuenta que no es 100% de los vendedores”, argumentó Quintero.  
Dijo además que solo el municipio podría comprar el 50% que le corresponden a las personas civiles por un valor de $2.100 millones ´promedio que vale´, esto de acuerdo al avaluó de Lonja que se hace dentro del mismo proyecto. 
¿Es compatible el suelo?
Sobre la compatibilidad del suelo con el proyecto que busca construir la Alcaldía de Ibagué el concejal precisó que, “debo decir como segunda medida que el suelo no es compatible ya que las limitación del terreno estipulados en el decreto 823, Plan de Ordenamiento Territorial, se evidencia que es de uso expresamente agrícola y agropecuario, donde solamente se le puede dar en unas actividades acciones urbanas del 40%”.
Esto quiere decir en palabras de Humberto Quintero que el restante del predio, el 60%, estaría para producción agropecuaria. 
“Entonces no es procedente la compra, por tal motivo no es procedente dar esas autorizaciones, entonces ese es el llamado que yo le hago a la comisión de presupuesto con el fin de que no le den las facultades en primer debate teniendo en cuenta los conflictos jurídicos que ya existen, además la Gestora Urbana en tres oportunidad presentó una iniciativa para comprar el mismo terreno que está ubicado en el Salado, donde se evidencian conceptos de diferentes abogados, entre ellos la misma jefe de contratación del municipio estableció en su momento que es ´improcedente  la compra del predio por los problemas litigiosos que tiene´”. 
¿Pasará?
Con respecto a que el proyecto pase o no este primer debate en la Corporación, el cabildante manifestó que, “esto es un tema netamente político, hay mayorías y minorías, y lo posible es que las mayorías determinen pues haciendo caso a lo que el alcalde requiere dentro de esas facultades, por eso el llamado que yo hago de advertencia, que estoy diciendo públicamente, es que no se pueden generar es tipo de autorizaciones, además se debe precisar que dichas actuaciones que se tomen son responsabilidades individuales”. 
¿Qué tiene en contra la compra?
Con todo lo anteriormente relacionado las facultades para el Alcalde de Ibagué estarían limitadas; primero porque el lote no estaría 100% para desarrollarse el proyecto del ´Parque La Paz´ y segundo porque el uso del suelo no es compatible con dicha iniciativa municipal. 
Además el Concejo de Ibagué al entregar una aprobación en primer debate estaría adquiriendo más problemas jurídicos de los que ya tiene, es de recordar que sobre algunos cabildantes de la ciudad  ya reposan varias acciones legales. 
“Tampoco se puede aceptar un predio para uso público donde el desarrollo de sus actividades son agropecuarias, es decir estrictamente rurales, y que estos predios  que son decomisados por restitución de tierras tiene que ir dirigidos a producciones agropecuarios, es decir, la ley no permite otro uso del suelo, es así como dentro de la preposición que se hizo en julio reposan sobre la secretaría de Concejo todo los documentos y estudios antes hechos por el Banco Inmobiliario que también buscaba comprar dicho lote y donde ellos mismo manifestaban que no era posible dar ese trámite”, aclaró Quintero. 
Concluyó además que la primera etapa del proyecto tiene un valor estimado en más de $10 mil millones y para ello no hay recursos. 
“”En este sentido es bastante claro que no se debe dar dicha compra, es decir que no puede pasar en primer debate el acuerdo”.
¿Falta de comunicación? 
Como ya está iniciativa de compra ha pasado varias veces, para ser exactos tres,  por la Corporación, a Econoticias le asalta la inquietud, si la Gestora Urbana nunca le informó al Alcalde de Ibagué sobre dichos procesos y tal vez por ello su interés en pasarlo como si fuera por primera vez.   
Frente a esto el concejal Humberto Quintero puntualizó que el Alcalde si tenía conocimiento de ello, además en las preposiciones él fue el que ordenó las solicitudes técnicas, estudios ante la Gestora Urbana como presidente de la junta directiva para viabilizar la compra de este predio a través de resoluciones de gerencias.  
“Pero debido a los asesores jurídicos de gerencia no aprobaron la compra del lote por todas las limitaciones pero ahora quiere que el Concejo le apruebe dicha compra con los miles de problemas jurídicos lo cual yo no veo conveniente esto y más que se adopte por mayoría políticamente”.