Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Octubre.2018
Prabyc
  |   14.Noviembre.2017   |   Por:  

“Están mejor los colegios privados que los públicos, por ello se debe analizar los modelos a implementar”: Luis Eduardo Chamorro

Crédito: 
Tomada de facebook
El análisis educativo se hace por la disminución en la cobertura estudiantil del Tolima, donde Ibagué presenta cifras alarmantes.

¿Qué pasa con la educación Ibagué?, ¿Por qué se presentan disminuciones en la cobertura educativa?, ¿Existen mejores estrategias en los colegios privados que los públicos? ¿Hay diferencias en la enseñanza?, estas y otros interrogantes son los que cada vez padres de familias, licenciados de la educación y estado en general se preguntan frente a los resultados en la reducción de este indicador que califica la demanda y la oferta de los servicios en el sistema educativo. 
Según Luis Eduardo Chamorro, profesor catedrático y magister en la educación, la diferencia entre ambas organización que imparten educación se deriva en la forma como aplican el conocimiento y el factor hogar. El primero es consecuencia de cómo se debe generar mayor facilidad en el acceso a la formación y el segundo hace referencia al desplazamiento del núcleo familiar, padres con problemas con la ley, falta de recursos económicos, mentalidad nula de qué la educación no conlleva a nada, generación de dineros a través de microtráfico y la falta de interés de los padres en conocer los avances educativos de sus hijos.  
“Los datos más recientes, de los últimos 30 días, nos dicen que el estado de la educación en Ibagué es que hay un problema de cobertura educativa, a pesar de que le va muy bien en calidad por qué así lo reflejan las pruebas saber estandarizadas, esto es algo paradójico pero real”, precisó Chamorro. 
Es de aclarar que la capital del Tolima siempre ha estado entre los 12 municipios Pijao con baja cobertura educativa.  
Entre los datos más relevantes se conoció que entre los años 2008 y 2017, en Ibagué la reducción en la matricula fue de 6 mil 800 estudiantes menos en las aulas de las instituciones educativas oficiales, situación que Chamorro Rodríguez manifestó que es muy baja, que inclusive del 2016 al 2017 la diferencia es más acentuada, se presentó una baja en el cuerpo estudiantil de 5.557, aclarando que esta situación sea culpa del gobierno de turno. 
Varias acciones ha colocado en marcha el gobierno nacional para que no se generen estas brechas de disminución en la cobertura educativa, pero estas son efectivas en algunos territorios y en otros es todo lo contrario. 
En palabras del profesor catedrático, una de las entidades territoriales que presenta mayor dificultad en este tema es el Tolima incluyendo su capital Ibagué. Una de las maniobras que se desarrollan para asegurar la cobertura es que se adelantan las matriculas para capturar mayor número de estudiantes que deseen recibir educación, facilitar el acceso y permanencia entregando alimentación y la más importante la gratuidad educativa. 
La deserción en la cobertura esta direccionada en la situación socioeconómica de los padres de familia, ya que no tiene la facilidad de cómo pagar transportes, la alimentación o la vestimenta, para que puedan asistir a las instituciones; Chamorro el atribuye a este fenómeno a que existe poca pertinencia educativa, esto quiere decir que tanto a padres como a los jóvenes les interesa poco lo que les enseñan y la forma en lo hacen. 
Matrículas   
En cuanto al proceso de matrículas, Luis Eduardo Chamorro resaltó la disminución que se está presentando en ella y como se está acentuando, lastimosamente en el 2015 fue de 88.739 mientras que en el 2017 fue de 83.182 una diferencia de 5.557 estudiantes obteniendo así -6.3%, situación que es grave en los colegios oficiales, debido a que la reducción de hace visible en las matriculas para niños que requieren educación de prescolar. 
“Sucede que con efectos de que el estado no tiene una financiación estable para la oferta de prescolar, es decir, de jardín y pre-jardín, tanto en Ibagué como en algunos municipios del Tolima no se ofrezcan estos cursos generando la no accesibilidad para los niños menores de 3 años y así acceder a los planteles educativos del gobierno”, indicó Chamorro. 
Y agregó que la matricula en prescolar por ejemplo en los dos últimos años ha disminuido igual que la de transición que está de manera obligatoria y para la cual hay financiación del estado, “tenemos 358 estudiantes menos es decir, el 4.7% menos que estudiantes matriculados en prescolar”. 
Colegios públicos y privados 
Frente a que plantel educativo le ofrece mejor educación a los niños de Ibagué, entre públicos y privados, Chamorro aseguró que es fundamental el acceso a la educación por eso muchos padres a la hora de decidir que le otorga mejores garantías para que su hijo aprenda opta por ingresarlo a los colegios privados, porque en los colegios públicos desde pequeños no son recibidos. 
“Constitucionalmente los colegios públicos reciben a los jóvenes desde los 5 años en adelante no cubren los dos primeros grados de prescolar que son el pre-jardín y jardín los cuales son donde radica el problema, es por eso que los tolimenses debemos apoyar toda iniciativa de modificación de financiación educativa que existe en el momento, ya que desatiende la atención educativa al prescolar”, concluyó.    
Pruebas Saber 
En el rendimiento académico fue claro en contribuir que los resultados de las pruebas nos permitan conocer uno de los factores de la calidad educativa, ante ello precisó que Ibagué siempre ha estado bien frente al resto del país, pero poco se atiende la cobertura que es también muy importante. 
Hace dos semanas los estudiantes lograron conocer los resultados de esta prueba pero de manera individual, aun el cuerpo académico está a la espera de saber por colegios en que casilla quedaron ubicados, frente a este análisis se recuerda que en años anterior las intuiciones privadas siempre llevan la delantera como en su momento lo ha hecho San Bonifacio de las Lanzas, el Colegio Ingles, mientras que en lo privado resaltan los nombres el colegio Santa Teresa de Jesús el cual es una de los mejores, su rendimiento académico es único. Le secunda Leónidas Rubio y el Liceo Nacional. 
Con esto percibe Luis Eduardo Chamorro que los abanderados, a los que siempre les va bien, es porque están dirigidos por comunidades religiosas, algo que causa y llama mucho la atención, ya que colegios públicos y privados que tienen esta característica son en su mayoría de veces unos de los mejores, aunque por otro lado se tendría que revisar el rendimiento de los jóvenes cuando las directivas focalizan su atención hacia lo pedagógico, académico y curricular.