Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 22.Mayo.2018
Prabyc
Reinado Empresarial
  |   23.Abril.2017   |   Por:  

El 'profe Silva', un hérore silencioso que cambia vidas a través del deporte

A sus 76 años continúa como religiosamente lo ha hecho diariamente desde hace más de 35 años, asistiendo al parque principal del barrio El salado a una cancha en mal estado para enseñarle a niños, jóvenes y adultos el deporte del baloncesto.

Tal vez no exista habitante del barrio el Salado que no lo haya conocido o visitante que por lo menos no haya visto a un hombre curtido por los años y caracterizado por sus gafas oscuras, que vistiendo pantalón de sudadera y una camiseta sencilla le enseña a niños y a algunos adultos el deporte de la cesta, se trata de más de la mitad de su vida la que le ha entregado a la mística y la paciencia por enseñar.
“Llevo más de 35 años trabajando con los niños y los jóvenes, ese ha sido mi ideal para estar acá, también ahora tengo dos equipos de señoras que desde muy pequeñas han aprendido conmigo, algunas son casadas, tienen hijos y otras que son solteras pero aman este deporte”.
Dice que durante 45 años se dedicó a la docencia y ya es pensionado, vive en el barrio Oviedo junto a su esposa y sus hijas y que practicó el basketball desde que trabajando en el municipio de Falan, junto a unos compañeros conformaron un equipo y practicaron el deporte.

“Cuando llegué aquí al Salado, las canchas eran con piso de tierra, los tableros eran de tablas y estaban sostenidos por unas guaduas, ahí empecé, luego sacamos varios equipos, vinieron los juegos comunales, nos fue bien y ahí continuamos, hoy entreno dos equipos de adultos, uno de un colegio y el semillero de los niños y las niñas especialmente con las que quiero sacar una selección del Salado”, dice orgulloso el profe Silva.
Afirma que a los niños o niñas que llegan del barrio o de los cercanos, nunca les ha cobrado ni les cobra un peso por enseñarles, porque además es consciente que la mayoría de ellos son de muy escasos recursos y para eso está él ahí, para enseñar y dirigir.
“Indeportes me regaló hace poco diez balones y cuando hubo un campeonato nos dieron los uniformes y unos juegos de chalecos también en ocasiones la gente me regala balones que ya están usados pero en buen estado y con esos entrenamos y competimos”, expresa sin dudarlo y con la gratitud que expresa en su rostro.

Son cientos, podría decirse que más de mil ‘saladunos’, han conocido de la forma, el don de gentes y el carácter de este verdadero maestro, a quien nunca se le ve o por lo menos, nunca demuestra su mal genio y algo muy especial es ver cómo desde los más pequeños acatan y respetan sus indicaciones y el gusto con que lo hacen.
“Yo tengo alumnos de tercera generación, quienes sus mamás estuvieron conmigo, se casaron, tuvieron hijos y hasta sus nietos han llegado a entrenar conmigo, son muchos, no lo recuerdo pero han sido bastantes, acá me conocen, organizamos los partidos y mucha gente llega a ver las competencias, para mí es como un hobby lo que hago, siempre he hecho ejercicio y lo que he aprendido se lo enseño a los demás”, afirma.
El profe Silva ha logrado campeonatos a nivel inter-comunas, estuvo compitiendo en Neiva con el equipo del Salado en el zonal y obtuvieron un tercer lugar en el Nacional Inter Comunal de Manizales, ha sacado varios equipos campeones inter colegiados y afirma que personas que ya son profesionales como médicos, abogados y de muchas profesiones a quienes incluso ya no recuerdan, de pronto se le acercan para saludarlo, agradecerle y hasta a volver a entrenar expresándole la gratitud por su labor.

“Acá hay mucho talento pero falta encaminarlo y planificar mejor el trabajo, si se trabaja con seriedad, Tolima podrá tener una mejor figuración a nivel nacional, frente a lo de Juegos Nacionales, es algo horrible lo que nos pasó y como dijo el presidente, nada de casa por cárcel para los que se robaron toda esa plata que debió ser para los escenarios y para la juventud”, agregó.
Dijo que con su labor ha logrado alejar a muchos niños y jóvenes de los flagelos de la delincuencia y la droga, que solamente una de sus alumnas, le pudo ganar la partida, fue a la cárcel y un día volvió para decirle que se había arrepentido y había cambiado pero que da mucha tristeza que por falta de oportunidades, de una orientación a tiempo y de cariño en los hogares muchos se están perdiendo en el vicio y el delito.
“Mi llamado es para los jóvenes y también a los mayores para que practiquen el deporte así no sea el baloncesto, para que tengan una vida saludable, pero que lo hagan con verdadero amor y disciplina porque así se puede llegar hasta donde se quiere”, agregó.
Otro escenario que se acabó
El profesor Silva, cuenta como en tantos años de trabajo que han beneficiado a muchos compatriotas, la conocida cancha del Salado se está acabando en medio del abandono y la desidia, por el deterioro en la placa de asfalto y los desniveles causados por las raíces de los árboles.
“Hoy no tenemos una buena cancha, esperamos que el IMDRI nos la arregle algún día porque hemos tenido que resignarnos a entrenar solamente en media cancha, hay unos resaltos que se han formados por las raíces de los árboles, lo que nos inhabilitó media cancha y además está con tantos desniveles y acabado el asfalto que se convirtió en un peligro de lesiones para los tobillos de las niñas que entrenan, acá no pudimos volver a jugar los partidos y hemos tenido que recurrir a otras para poder competir”, dijo Silva.

Con sus 76 abriles a cuestas el profe toma su labor después de dialogar con nosotros y se dedica a lo que ha hecho por más de 35 años, enseñarles a muchos a mar y a conocer el deporte de la cesta con respeto, mística y pasión sin esperar un pago por su labor.
“El Profe Silva, una gloria para nuestro deporte”, Sandra Varón Esta licenciada en educación física y especialista en pedagogía deportiva, no se ahorra elogios para destacar la trayectoria del entrenador que como ‘saladuna’ de nacimiento llegó a sus filas cuando solo tenía cinco años de edad.
“Con el después de ser su alumna me formé como deportista, me convertí en su aliada y lo acompañé en muchas gestas deportivas, junto a él también fui entrenadora y logramos campeonatos a nivel comunal, intercolegial y en el departamento, con participaciones a través de todas las categorías cosechando triunfos para el Salado y para la comuna siete”, dijo la señora Varón.
Dijo que son muy escasas las personas que hayan hecho lo que el profe Silva ha hecho, por vocación y verdadero amor al deporte, son muchos los niños jóvenes y adultos que han estado bajo su orientación y es un verdadero héroe al que se le debe rendir un verdadero tributo por su sacrificio y por trabajar sin pedir ni un peso a cambio durante tantos años de labor.