Alexa
Gana Gana
Vergel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 14.Agosto.2018
Prabyc
  |   02.Abril.2017   |   Por:  

Mayor Estanislao Caicedo, toda una vida de servicio

Este ibaguereño un día decidió cambiar el servicio a la patria en las Fuerzas Militares por el servicio a los seres humanos que sufren tragedias o emergencias de la naturaleza.

Desde que se retiró del ejército, hace dieciocho años su tiempo lo ha dedicado a servir y recientemente complementada con una loable labor que beneficia a niños y personas en condiciones especiales.
“Terminé mis estudios en el colegio Tolimense e ingresé a la escuela militar en el año 1.973 y salí ascendido como subteniente en 1.975, mi primera guarnición fue el batallón Boyacá en la ciudad de Pasto, estuve en el Batallón Girardot de Medellín, en el Santander de Ocaña, en la décima Brigada, en el Magdalena Medio, la Guajira, Manizales y Armenia, donde presenté el retiro y realicé mis estudios de derecho e ingresé a la Defensa Civil de donde fui trasladado a la ciudad Ibagué”, reseña el mayor Caicedo.
Afirma que le tocó vivir toda la tragedia por sismo del eje cafetero estando en la ciudad de Armenia y seis meses después ingresó a prestar sus servicios en la institución humanitaria más grande que tiene el país, la Defensa Civil Colombiana.
“Llegué trasladado al departamento del Tolima como director y desde entonces estoy completado dieciocho años al frente de la institución, pienso que han sido muchas las situaciones difíciles que se han vivido, recuerdo de manera especial la de las labores de búsqueda del Ministro de Protección social que falleció en un accidente aéreo Juan Luís Londoño quien falleciera en un accidente aéreo en febrero del 2003 en Cajamarca, también fue muy triste el caso de una avalancha que se presentó en la quebrada Guadualito en límites de San Antonio y Rovira donde más de quince viviendas fueron arrasadas y desaparecieron seis personas y así como estos casos, ha habido muchos más donde ver el sufrimiento de estas familias y la impotencia que se siente por no poder hacer más, eso lo marca a uno”, afirma el mayor Caicedo.
Dice que en estos momentos la Defensa Civil en el Tolima, cuenta con 3 mil 300 voluntarios y que se está llevando a cabo todo el proceso de actualización de datos para implementar la ley 1505 que le otorga beneficios a todos los ciudadanos voluntarios de Colombia donde se les otorga pro parte del gobierno nacional beneficios y estímulos como descuentos y acceso a las universidades públicas, favorabilidad en lo laboral para acceder a cargos públicos, beneficios tributarios, subsidio de vivienda, entre otros.
“La Defensa Civil tiene tres ejes que son la Gestión del Riesgo por Desastres Naturales, la acción Social y la Gestión Ambiental; desde que llegué del Quindio, iniciamos una actividad lúdica con niños y niñas en condición de discapacidad y gracias a un apoyo que nos brindó con unos equinos la dirección general realizamos cada ocho días, los sábados actividades con más de treinta niños que asisten a la equino-terapia donde los mismos padres pueden dar el testimonio de lo que les ha representado para el mejoramiento de las condiciones físicas y el desarrollo de estos niños de acuerdo a los síndromes o dificultades que ellos padecen”, agregó.
Dijo que gracias a más de cien vibraciones por minuto que recibe el niño del caballo y al interactuar con ellos, les ayuda grandemente a mejorar en sus procesos de recuperación , dijo que esta ha sido otra de las satisfacciones que le ha brindado su labor puesto que puede dar su propio testimonio al haber llevado a este tratamiento a su hija quien vive con esta condición, agradeció a entidades como la Piscícola el Carmen que les presta sus instalaciones y a quien lo han apoyado en este proceso.
“Mi propósito es tener en la ciudad un centro que sea propio de la institución para poder tratar a muchos adultos y niños a través de la equino terapia, con pesebreras, salas de masajes y personal calificado en terapia física, ocupacional y lenguaje, ese es el sueño por el que estoy luchando puesto que las personas y en especial los niños no cuentan con la debida atención, por mientras lo logramos, seguiré trabajando como lo reza el slogan de la Defensa Civil Colombiana: “Listos en Paz o Emergencia”.