Alexa
Gana Gana
Vergel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 14.Agosto.2018
Prabyc
  |   12.Marzo.2017   |   Por:  

Capitán Miguel Parra, un bombero que lleva 37 años sirviéndole al país

Para el comandante operativo de bomberos de Ibagué, desafortunadamente han sido más los momentos difíciles que gratos en esta hermosa profesión. Sin embargo la satisfacción de haber ayudado a rescatar personas en las tragedias de Armero y Armenia le llenan el corazón.

El Capitán Miguel Parra, comandante Operativo de Bomberos Oficiales de la capital tolimense, es un ibaguereño de 54 años de edad, de los cuales 37 le ha servido a la comunidad que siempre lo ha requerido para prestar su servicio.

Desde muy pequeño se acercó a la vida bomberil, fue aprehendiendo, se fue incorporando, se acercó a los hombres de las llamas para hacer parte de un grupo de apoyo durante cuatro años y posteriormente se hizo bombero oficial.
Lo que más le gusta de su profesión es servir a la comunidad, inicialmente prevenir, capacitar y atender los diferentes tipos de emergencias que se presentan en el día a día como bombero. Se siente feliz de poder contar con una hermosa familia que siempre lo apoya aun en los momentos más difíciles.

Para el capitán Parra, hay momentos que lo han marcado como el terremoto de Armenia donde duró 6 días ayudando a rescatar personas entre los escombros. ‘El Capi’ narró con tristeza  lo difícil de haber llegado a Armero donde se dio cuenta lo dantesca que era la situación, ayudar a recuperar ciudadanos aún vivos, otros muertos, lo aterrador que se volvía cada segundo que permanecía en el lugar y aun con lágrimas de lo desgarrador de las escenas ‘hacer de tripas corazón’ para con esfuerzo levantar la cabeza y seguir ayudando con un nudo en la garganta.

En esta ocasión pudo rescatar personas vía terrestre y helicoportada. Dentro de los momentos satisfactorios que lo han marcado durante sus 37 años como bomberos es salvaguardar la vida de las personas y más cuando son menores de edad. “Lamentablemente, son más los momentos difíciles que gratos en esta profesión”, recalcó el capitán Parra.
“A nosotros no necesitan convocarnos, siempre estamos dispuestos a ayudar las 24 horas así estemos de descanso dispuestos a acudir ante cualquier emergencia. Aunque para algunas personas no es suficiente y se vuelve un trabajo un poco desagradecido. Aun así, lo hacemos de corazón y con la mejor disposición de atender los requerimientos a los que somos llamados”, puntualizó el oficial.

Ecos del Combeima ha querido hacerle este homenaje a este ‘héroe silencioso’, ‘héroe de nuestra región’.