Alexa
Gana Gana
Vergel

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 14.Agosto.2018
Prabyc
  |   19.Febrero.2017   |   Por:  

César Loaiza, el Indio Pijao, 30 años siguiendo al Deportes Tolima por los estadios de Suramérica

“En todos los sectores sucede, los directivos pasan y los equipos quedan”, sostuvo el indio en clara alusión a Gabriel Camargo. César aclaró que nunca ha recibido plata del Deportes Tolima. Además contó quien le confecciona el traje y sus experiencias siguiendo al equipo.

Desde hace 30 años la pasión por el Tolima fue personificada por César Loaiza con la creación del Indio Pijao, el hincha número uno del cuadro Vino Tinto y Oro.
Cesar es un ingeniero forestal de 49 años, su familia está compuesta por su padre, hija, dos hermanos y su madre quien falleció hace tres años lamentablemente. 
“He venido trabajando en proyectos de recuperación de cuencas hídricas, al igual que proyectos ambientales, pero sin duda el 70% de mi tiempo está ligada con el Deportes Tolima”. 
El Indio Pijao ha recorrido los estadios de Colombia y Suramérica detrás del Tolima, pues el fervor que tiene por este quipo es incomparable. “Soy un amante de la raza, ibaguereño pijao, es algo que llevó desde los doce años y me enorgullece representar a nuestro Departamento”.  

En los inicios no fue fácil, aunque en la actualidad tampoco, pues aunque cuenta con varios patrocinadores desde el equipo Deportes Tolima no recibe ni un solo peso de como apoyo a su trabajo y por ser la imagen del equipo de la tierra tolimense. “Ha sido un sentimiento propio, he tenido muchas dificultades pero siempre he seguido adelante sacando este personaje que representa al Tribu Pijao”. 
Detrás de la imagen Indio Pijao está el historiador y artista Ólmer Rojas. Rojas es el encargado de rediseñar cada tres años el traje que viste César Loaiza cada vez que salta a la cancha a apoyar al Vino Tinto y Oro. “Él es un gran tolimense, desde hace 20 años nos viste y gracias a él es que podemos tener ese traje que sin duda lleva la cultura y la raza”. 
A nivel social y político el Indio Pijao ha tenido un arduo trabajo, en el Departamento creo 40 escuelas deportivas que aún se mantienen vigentes, además hay que recordar que fue diputado en una sola oportunidad, en la segunda campaña el voto popular no lo respaldo. “Afortunadamente el Gobierno Nacional no ha apoyado y así conseguimos los recursos para los proyectos deportivos”.

Cada vez que el Tolima juega de local, César Loaiza se prepara para asistir al Estadio Manuel Murillo que es como su casa. El coloso de la 37 como muchos lo llaman se ha convertido sin duda en el templo donde se desbordan las emociones por el fútbol y por la raza Pijao. “La gramilla es sin duda donde se viven los momentos más maravillosos como hincha de este equipo”.  
Frente al manejo del equipo de parte del ex senador Gabriel Camargo, César sostiene que como en todos los sectores los directivos pasan y los equipos quedan. El Indio Pijao aclaró además que ese cuento de que se venden los partidos o las finales no deja de ser un mito porque se tiene la claridad de las ganas de los jugadores por conducirnos a un título cada vez que saltan al terreno de juego. 
El Indio Pijao invitó a los ciudadanos a querer lo nuestro, a amar a esta región y sin duda a quienes nacieron en esta tierra a ser hinchas del Deportes Tolima y no de equipos de otras ciudades. “Ojalá que recapaciten, querer el equipo de la ciudad es el amor verdadero, debemos querer nuestra región, tener amor por lo nuestro. Cuando en el estadio decimos que viva el Tolima y que la gente se pare de las sillas es algo que me hace vibrar”.

César Loaiza, el Indio Pijao, reconoció que tanto la estrella lograda en el 2003 y el campeonato de la categoría B han sido los momentos más felices que le ha entregado el Deportes Tolima, pero que la caída a la B fue sin pensarlo dos veces el momento más triste de la historia del equipo tolimense.