Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 17.Julio.2018
Prabyc
  |   17.Mayo.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

“Soy prisionera en mi propia casa, me persigue para insultarme y amenazarme, temo por mi vida”: Lina Usme Gualtero

Lina Usme Gualtero
Crédito: 
Ecos del Combeima
Una ibaguereña relató la historia de terror que ha tenido que vivir desde que terminó una relación sentimental con un hombre que la agredía y el calvario que ha sido acudir a la justicia en busca de protección sin que pase absolutamente nada.

 

La violencia de género es una problemática muy espinosa que parece no pesar lo que debería en la justicia colombiana pues muchas mujeres acuden a ella, denuncian una y otra vez, piden protección, gritan su miedo al sistema pero les prestan atención solo cuando ya es demasiado tarde y sus victimarios cumplieron con sus amenazas.

Lina Usme Gualteros es una ibaguereña que atraviesa por esta angustiosa situación, por motivos de violencia intrafamiliar terminó una relación sentimental hace siete meses, una decisión que pensó la sacaría del infierno que estaba viviendo, pero estaba muy alejada de la realidad porque desde entonces su expareja se ha dedicado a acosarla e intimidarla de infinitas maneras.

Lo más grave del asunto es que pese a que ella confió en la justicia, esta no le ha brindado ninguna solución hasta el momento y ha tenido que aprender a vivir con terror permanente.

“La primera vez que presenté el caso se pasó a Comisaría y ahí se hizo una conciliación en que este hombre aceptó que me iba a dejar de molestar, pero siguió haciendo escándalos en mi casa, llegó a insultar a mi mamá a tratarme mal, conviví con este hombre 5 años, termine con él porque en varias ocasiones me agredió físicamente pero yo no lo dejaba por miedo a sus amenazas, con apoyo de mi familia logré salir de eso pero ahora me acosa por todas partes”, indicó Lina.

Además relató que tuvo un momento muy desagradable en el pasado Día de la Mujer cuando se lo encontró por infortunio en el centro de Ibagué y empezó a insultarla hasta llegar a casi agredirla físicamente en plena vía pública, hecho que no sucedió por intervención de un amigo de su victimario.

“He ido varias veces a la Fiscalía a poner en conocimiento estas situaciones pero siempre lo llaman y el afirma que todo lo que digo es mentira, él me persigue en la calle a veces cuando salgó de mi trabajo lo puedo ver viéndome desde las esquinas, me dieron una medida de protección pero él siempre me dice que eso no sirve para nada”.

La vida de Lina se ha tornado en una verdadera tragedia pues vive prisionera entre su casa y el trabajo, sin contar que solo el hecho de tener que desplazarse a cumplir sus obligaciones ya se constituye un riesgo para su integridad física pues no sabe en qué momento este hombre se va a aparecer para dañarla. “Mis hermanas no me dejan salir sola de la casa, me persigue y aprovecha cualquier oportunidad para acercarse e insultarme”.

La ex procuradora de Familia y miembro de la Red de Mujeres, Fanny Barragán, explicó que la situación de Lina es la de muchas mujeres que sienten impotencia pues no está garantizado el acceso a la justicia, que no es poner un denuncio o tener una medida de protección, sino tener una eficaz aplicación de la ruta de atención a mujeres víctimas de la violencia.

Lina Usme Gualteros además apuntó que el martes pasado se dirigía a la Fiscalía para hacer un nuevo reporte pues en la mañana este hombre le indicó que se iba a arrepentir de no querer hablar con él, ella se movilizaba en una moto con una amiga y de repente otra motocicleta se les acercó y prácticamente las empujó haciéndolas caer a ambas del vehículo, por lo cual teme que los ataques van seguir aumentando la gravedad.

Por ese motivo ha decidido realizar un plantón el día de hoy frente a la Alcaldía para exigir que los organismos de control se apersonen realmente de su caso y le brindan la protección que realmente necesita y merece como mujer y ser humano.

“Le pido a las mujeres que viven una situación como la mía que denuncien y busquen apoyo en su familia, en este momento temo por mi vida”.

El personero Camilo Ossa conoció el caso a través de Ecos del Combeima y se apersonó del caso de Lina y la recibió en su despacho junto al capitán de la Policía y el director de Justicia y Orden Público.

“Llegamos a las siguientes tareas, primero como Ministerio Público vamos a intervenir en el proceso que se adelanta en la Fiscalía en contra del presunto agresor así como el que se adelanta en la Comisaría, establecimos un enlace directo con la Policía para que en el momento que aparezca el señor y viole la medida de protección pueda ser capturado evitando que se presente una nueva agresión, de igual manera el director de Justicia puso a su disposición todo el equipo psicosocial de la Comisaría en que se adelanta el proceso”, indicó Ossa.

El personero afirmó que la entidad está comprometida 100% con la no agresión a las mujeres y brindará todo el apoyo necesario para que Lina pueda por fin salir de este terrible círculo vicioso de miedo, agresión y violencia.