|   08.Mayo.2022   |   Por:  
Camilo Patiño

¿Placas solicitadas en diciembre fueron entregadas cuatro meses después?

Alcaldía de Ibagué
Crédito: 
Alcaldía de Ibagué
Aranzalez
El secretario de Movilidad también reconoció que, al menos hasta el pasado jueves, no se estaban expidiendo licencias de conducción y tarjetas de propiedad ¿Mejor tramitar en un municipio cercano?
Velotax

La Secretaría de Movilidad de Ibagué al parecer afronta un periodo de crisis debido al represamiento de trámites. Econoticias tuvo acceso a un documento exclusivo en el que se evidencia -con cifras- que abril del 2022 tuvo una reducción significativa respecto al mismo periodo del año anterior.

El escenario es tan crítico que el mismo secretario Juan Carlos Núñez reconoció que, al menos hasta el pasado jueves, la ciudad no estaba generando licencias de conducción y tarjetas de propiedad, lo que ha llevado a que ciudadanos y concesionarios gestionen sus trámites en municipios cercanos.

¿Menos ingresos?

Reducir el número de trámites representa, además de un 'dolor de cabeza' para los usuarios, una disminución en los ingresos de Ibagué. El supuesto daño de uno de los dispositivos que imprime los documentos, y la aparente carencia de material para la construcción de placas, son el argumento entregado por el funcionario con el objetivo de defender su desempeño.

No obstante, Ecos del Combeima también conoció que a finales del 2021, ese mismo despacho invirtió cerca de $52 millones en la compra de tres máquinas que se suponía que iban a robustecer la generación de licencias. Hoy, curiosamente, los dispositivos aparentemente no están siendo efectivos.

¿Más retrasos?

El pasado 29 de diciembre, la Dirección de Trámites y Servicios formuló un oficio a través del cual solicita 550 placas con base en las peticiones de los concesionarios. Sin embargo, el presunto incumplimiento del contratista solo pudo ser resuelto hasta la semana anterior, cuatro meses después, por el secretario Núñez.

Como el vínculo contractual con Geocat Ingeniería SAS iba hasta el último mes del 2021, la obligación debía cumplirse como máximo tres días después de la solicitud, pero la no entrega pasó 'de agache' mientras el gremio automotriz quedaba limitado a una espera incierta.