Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 17.Septiembre.2021
Velotax
  |   21.Junio.2021   |   Por:  
Miguel Angel Figueroa

El abrazo efusivo de Montero al árbitro de la final ¿Qué pasó después?

Crédito: 
Win Sports
La emoción del guardameta lo llevó a alzar al árbitro, pero él se molestó y le sacó tarjeta amarilla. La imagen le da la vuelta al mundo.

Al sonar el pitazo final que consagró al Deportes Tolima como campeón de la Liga BetPlay, los jugadores del club Pijao estallaron en emoción al conseguir la tercera estrella y hubo todo tipo de situaciones que quedaron para el recuerdo.

Recordemos que el equipo de la ciudad de Ibagué inició la final con un amargo empate en el estadio Manuel Murillo Toro, luego que el equipo capitalino de los Millonarios consiguiera el 1 - 1 tras un penal sancionado en los últimos instantes de la final de ida.

Aún así el onceno del Deportes Tolima llegó a Bogotá con la clara convicción de conseguir una nueva hazaña por fuera de su casa. Y es que la historia lo respaldaba, toda vez que sus dos estrellas hasta el momento las había conseguido con resultados adversos ante el Deportivo Cali en el 2003 en el Pascual Guerrero y contra el Atlético Nacional en el 2018 en el imponente Atanacio Girardot.

Fue así que en Bogotá una vez más el Vinotinto y Oro demostró su poderío y salió a buscar el resultado. Sin embargo, en el minuto 23 el equipo 'Embajador' puso a sufrir a los tolimenses, al anotar el 1 - 0 desde la media distancia con Daniel Ruiz.

Ya en el segundo tiempo el Deportes Tolima salió con todo y a los 16 minutos de la parte completaría, Anderson Plata centró y Juan Fernando Caicedo de cabeza clavó el empate. Ocho minutos más tarde, una vez más Caicedo anotó y le dió la vuelta al partido, sellando el título tolimense.

De ahí en adelante el partido fue de trámite, el Tolima aguantó y luego de los seis minutos de adición, el árbitro finalizó el encuentro que le dió la tercera estrella al equipo de la Ciudad Musical de Colombia.

Fue ahí cuando el guardameta tolimense, Álvaro Montero, estalló de emoción, corrió hacia donde estaba el árbitro, lo tomó por la espalda, lo abrazó y levantó, causando una rabieta del juez. Fue tal la molestia del árbitro que de inmediato le sacó tarjeta amarilla al arquero, pero esto no importó. 

La imagen por su puesto ha dado la vuelta al mundo y a través de Ecos del Combeima revivimos ese instante.

Video tomado de Win Sports: