Alcaldia
  |   21.Junio.2022   |   Por:  
Disraeli Labrador

Se me hincha el corazón, el abrazo de Antanas Mockus a Petro

Disraeli Labrador
Crédito: 
Ecos del Combeima
Aranzalez
Gustavo Petro debe sortear una nación supremamente exigente en sus ejecutorias de gobierno, pues hay otra Colombia que fue representada por el 47% de los votos.
Velotax

El símbolo de unidad y victoria de los ciudadanos que piensan distinto y que por muchos años fueron excluidos del poder nacional lo simboliza el fraternal abrazo de Antanas Mockus y Gustavo Petro, la ciudadanía libre se expresó en la votación presidencial, histórico 58% con 22.658.694 millones de votos sin precedente,  los que participaron en favor de Rodolfo y Petro no fueron coaccionados, ni engañados, ni fue el resultado o influencia de un partido político tradicional que limitara la libertad del voto, fue un cambio total en la política colombiana, el rechazo generalizado a la politiquería, al desgobierno, al hurto de los recursos del estado y a la violencia.

Caso inédito que los jefes de los partidos políticos más importantes y tradicionales Liberal, Conservador, Cambio Radical, partido de la U e incluso los partidos que representaban iglesias cristianas guardaron silencio de su preferencia electoral, como consecuencia del desgano y la desconexión con una realidad social protuberantemente asfixiada por la situación económica precaria, la carestía de los precios de todos los productos, la falta de empatía con los sectores sociales, los jóvenes, indígenas, campesinos, afrodescendientes, la población ROM, LGTBI y demás ciudadanías totalmente olvidadas por quiénes han ejercido el poder político nacional. 

Es de reconocer que en la primera vuelta presidencial, quienes votaron por Rodolfo Hernández reconocieron en él, un rechazo a los politiqueros y a la forma en que han manejado los recursos públicos del estado, con su famosa "frase quitarle la chequera los corruptos" y en segunda vuelta logró que sectores que representaban el partido político de gobierno del Centro Democrático votaran por él, aunque la propuesta presentada por el ingeniero contradecía totalmente los postulados, principios y políticas que habían defendido durante los últimos 20 años en el Uribismo, recordemos los 20 puntos que el candidato Rodolfo expresó en Twitter que lo diferenciaba del Uribismo, esto sin antes recordar que la primera expresión que dio respecto al uribismo fue de total desprecio para este sector político, al manifestar que había "muerto el uribismo" en la elección del 29 mayo de 2022 a través de Blu radio, por cierto, exagerada expresión.

Gustavo Petro logra un hecho sin precedentes y es representar sectores de izquierda y de Centro en la presidencia de la República por primera vez en la historia Colombia, victoria qué fue esquiva por muchos años para hombres como Carlos Gaviria Díaz y Antanas Mockus, quiénes lucharon por presentar una visión de país distinta a la que nos había gobernado toda la historia republicana, sin embargo ese acumulado político, La ola verde, las ciudadanías libres pensantes, aprovechando las tecnologías de la información, las redes sociales que permiten comunicarnos por fuera de los medios tradicionales, logra que un hombre que fue perseguido injustamente judicial, disciplinaria y fiscalmente y que por muchos años su sueldo fue embargado en su totalidad por fallos totalmente desajustados a derecho, logra representar el sentir de un pueblo mayoritariamente, quienes esperan de él, las grandes reformas sociales y políticas que equilibre las oportunidades de los colombianos.

Gustavo Petro debe sortear una nación supremamente exigente en sus ejecutorias de gobierno, pues hay otra Colombia que fue representada por el 47% de los votos, nada despreciables 10 millones y medio de colombianos, quiénes también representan una visión de estado totalmente distinta, lo que exige una amplia concertación, discusión y de trabajo de todas las demás expresiones de la sociedad colombiana para lograr la unidad, el progreso y dejar atrás la violencia, trabajar para que los beneficios sociales lleguen a la mayoría de los colombianos.