Alexa
Gana Gana
M30

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 20.Noviembre.2018
Prabyc
  |   08.Julio.2018   |   Por:  
EL TIEMPO

17 negocios aceleran las movidas empresariales a 8,3 billones de pesos

Billetera Tarjetas y Monedas HD
Crédito: 
Pixabay
Elecciones y traspasos en banca y combustibles, entre otros, pusieron adquisiciones cerca de la meta

 

Aunque no se conoció el monto, el 29 de junio pasado se concretó uno de los movimientos empresariales más grandes del 2018 en el país: la compra de la cartera de consumo y la de pymes de Citibank Colombia por parte de Scotiabank Colpatria.

De esa manera, se cerró el primer semestre en cuanto a este tipo de operaciones y uno de los mejores de los últimos años, a pesar de la incertidumbre que generaron las elecciones para Congreso y la Presidencia de la República, así como la lenta recuperación de la economía.

Y es que las empresas les siguieron poniendo el acelerador a las adquisiciones y capitalizaciones, para, entre otros, ganar economías de escala, focalizarse en negocios estratégicos y desinvertir en no prioritarios.

La contabilización de EL TIEMPO y las estadísticas de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) indican que en el primer semestre se tramitaron 69 integraciones empresariales, con un crecimiento de 7,8 por ciento frente a los seis primeros meses del 2017, cuando hubo 64.

Por su lado, las 17 operaciones más grandes sumaron 8,3 billones de pesos (2.898 millones de dólares).

“Si bien países como Perú y Colombia están entre los más influyentes en el mercado de M&A (fusiones y adquisiciones) de Latinoamérica y el Caribe, esto no se ve representado en los montos registrados debido a la falta de información, puesto que algunas compañías deciden dejar de manera confidencial el valor de las transacciones”, dice en un informe reciente la firma de consultoría Deloitte.

No obstante, de seguir la tendencia al alza en los reacomodos empresariales, al finalizar el 2018 las adquisiciones de empresas en Colombia sumarán, o incluso superarán, los 4.200 millones de dólares (12 billones de pesos) proyectados por la también consultora Baker McKenzie.

Dicha cifra estaría distante de los 711 millones de dólares del 2017, cuando, según Deloitte, hubo 56 acuerdos y una reducción del 25 por ciento con respecto al 2016.
Así las cosas, a junio se cumplió el 69 por ciento de la meta de movidas del 2018 y se cuadriplicó la cifra del 2017, segun dicha medición. 

El presidente de la banca de inversión, Inverlink Mauricio Saldarriaga Navarro, dijo que si bien en el 2018 se han concretado un buen número de transacciones, algunas se habían acordado el año pasado, porque hubo incertidumbre sobre los resultados de las elecciones y por la posibilidad de que triunfara un candidato de izquierda. 
“Esto puso muchas decisiones de inversión en pausa o el cierre fue muy difícil”, agregó Saldarriaga.

Apetito pos elecciones

Sin embargo, el directivo consideró que despejada la incertidumbre política el número de movidas debe acelerarse para lo que resta del 2018.

“El comportamiento del mercado en el primer semestre estuvo relativamente lento porque existió una gran parte de los inversionistas esperando el resultado de las elecciones presidenciales, pero existe un número importante de inversionistas y fondos de capital privado con mucho apetito por Colombia”, sostuvo por su parte la presidenta de Silk Banca de Inversión, Martha Juliana Silva Nigrinis.

A su vez, el director ejecutivo de la empresa francesa Eurogerm, enfocada en ingredientes para alimentos y que acaba de abrir operaciones en el país, Jean-Philippe Girard, dijo: “Nuestra presencia en Colombia nos permitirá aumentar la visibilidad para una mejor expansión en el área andina y el Caribe”. Y agregó que permanecen atentos a cualquier oportunidad de crecimiento externo (adquisición). 
Esto, según el directivo, se debe a que es un mercado donde hay 40 grandes productores de pan industrial y 30 procesadores de harina.

La cifra de movidas del primer semestre también resulta impulsada por la compra, por parte de un patrimonio autónomo y en 2,1 billones de pesos, de las estaciones de servicio (EDS) Esso y Mobil y otros activos de estas marcas en Colombia, Ecuador y Perú, que estaban en cabeza de una holding de ExxonMobil en Estados Unidos y otros países.

Aunque el patrimonio autónomo concretó a principio de esta semana el traspaso de parte de la unidad de lubricantes a la propia Terpel, por 271.232 millones de pesos, esta debe vender a un tercero las EDS, pues entraría en posición dominante en el mercado. Además, como parte de la operación, fue enajenada a la propia ExxonMobil una planta de lubricantes en Bucaramanga, que era de Terpel, por 41.454 millones de pesos, con el fin de que esta no quede en posición dominante en ese mercado.

Otras transacciones

En cuanto a logística, el fondo Valórem optó por desinvertir en las compañías Suppla, Agencia de Aduana Suppla Nivel 1 y Suppla Cargo, por una cifra cercana a 180.000 millones de pesos. El comprador fue DHL Supply Chain, filial de Deutsche Post (operador alemán).

Entre tanto, CMIG International, multinacional basada en Singapur y controlada por China Minsheng Investment Group, compró los negocios de la sudafricana Old Mutual en nuestro país, México y Uruguay.

Mientras la australiana QBE Seguros concretó la venta de su filial en Colombia y otros países de la región a Zurich Insurance.

La capitalización de Scotiabank Colpatria, por 900.000 millones de pesos, para apalancar la compra de carteras de Citibank, es también una de las movidas grandes del primer semestre. Igualmente, la venta al fondo canadiense Brookfield, por 1,1 billones de pesos, del 41,89 por ciento de Naturgy (antes Gas Natural Colombia), con la que el primero pasó a controlar el 53,1 por ciento de dicha compañía. 

Por su lado, Cementos Argos acordó la venta de la planta de autogeneración Hidroeléctrica Cairo, en el municipio de Santa Bárbara, Antioquia. El comprador es la compañía Grupo Luz y Fuerza Colombia, que es de origen centroamericano y hará otras adquisiciones en el país. 

Por su parte, la firma Stuttgart compró la marca Automercol (un concesionario autorizado de Mercedes-Benz en el país), para entrar a competir el negocio de comercialización de vehículos en Bogotá. A su vez, la compradora controla las empresas Continental Automotora (Continautos) y Kyoto.

Tomado de: eltiempo.com