Alexa
Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 18.Julio.2018
Prabyc
  |   29.Junio.2018   |   Por:  
Camilo Patiño

Yerry Mina: de entrenar descalzo en Guachené a jugar con el mejor del mundo, Lionel Messi

Mundial de Rusia 2018
Crédito: 
Imagen de referencia / Tomada de Internet
Detrás de las particulares celebraciones y los 1.95 cm de estatura hay una historia de superación que pocos conocen. A Mina desde pequeño lo tocó 'nadar contra la corriente'.

 

Yerry Fernando Mina González, el defensa 'de moda' en el Mundial de Rusia 2018, es las más clara expresión de perseverancia, dedicación y humildad. Las difíciles condiciones económicas y sociales que tuvo que afrontar durante la mayor parte de su niñez no fueron un impedimento para que el zaguero y hoy 'figura' de la Copa del Mundo pudiera hacer realidad su sueño: jugar fútbol profesional.

A Mina, como a muchos de los colombianos que quizás por cosas del destino tienen que nacer en las regiones más vulnerables de la geografía nacional, le tocó transitar por el camino de la vida más espinoso, y a punta de sacrificios fue formando en torno a la pelota lo que hoy es una carrera exitosa que lo tiene en uno de los equipos más importantes del planeta y en las portadas de los principales diarios del mundo.

En Guachené, Cauca, Yerry tenía que caminar poco más de tres horas para llegar hasta el sitio de entrenamiento, y agotado por el extenso recorrido afrontaba las sesiones con absoluto profesionalismo, aferrado a la ilusión de que sería el fútbol el que labraría un mejor futuro para él y su familia; Yerry es un ejemplo de vida.

Deportivo Pasto catapultó a Mina al profesionalismo en Colombia, de ahí en adelante solo necesitó minutos para 'comerse el mundo'. En apenas un año Independiente Santa Fe había puesto sus ojos en él, y tras llegar a un acuerdo con el equipo 'volcánico', se puso la camiseta del rojo capitalino, uno de los clubes referentes del balompié nacional.

Después de tres temporadas al servicio de los 'cardenales', Mina empacó maletas para el país de la samba sin saber que se iba a meter en la historia dorada de Colombia, allá donde solo están unos pocos que han logrado hizar el pabellón nacional con el 'planeta fútbol' rendido a sus pies. Mina brilló con Palmeiras para vestirse de 'azulgrana'.

¿Quién se iba a imaginar que un humilde niño de Guachené terminaría en el mismísimo Camp Nou compartiendo entrenamiento con Lionel Messi, el mejor del mundo? El fútbol es así, lleno de sorpresas, unas para bien y otras para mal pero finalmente sorpresas.