790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 17.Enero.2022
  |   12.Enero.2022   |   Por:  
Javier Soto

Cortolima rescató y reubicó en el Atlántico a 62 animales de fauna silvestre

Crédito: 
Suministrada
Un equipo de Cortolima emprendió un recorrido de más de 16 horas, desde Ibagué hasta Barranquilla.

La Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, en cabeza de la directora general Olga Lucía Alfonso Lannini, continúa trabajando arduamente por la protección de los individuos de fauna silvestre. 

En esta oportunidad, se reubicaron en el departamento del Atlántico, zona a la que pertenecen, a 60 tortugas de especies Rhynoclemmys melanosterna (5), Trachemys venusta (27), Chelonoidis carbonaria (28), a un mapache (Procyon cancrivorus) y a un cusumbo (Nasua nasua), animales que habían sido rescatados por tráfico ilegal en el Tolima.

Estos animales ingresaron al Centro de Atención y Valoración de fauna silvestre de Cortolima, CAV, víctimas del tráfico ilegal, situación que afecta gravemente a los animales. Muchos de ellos mueren en el proceso de captura y otros, quedan en riesgo porque debido al cambio de hábitat, se afecta su comportamiento, su manera de reproducción y de alimentación. 

Con un recorrido de más de 16 horas, desde Ibagué hasta Barranquilla, un equipo de técnicos de Cortolima emprendió una travesía para que 62 individuos de fauna silvestre regresaran a la región a la que pertenecen. 

Las 60 tortugas de la región caribe que habían sido rescatadas del tráfico ilegal en el Tolima, regresaron al Atlántico, específicamente al municipio de Malambo; y un mapache y un cusumbo que no sobrevivirían en su hábitat por estar domesticados, serán cuidados en el zoológico de Barranquilla.

El tráfico ilegal de fauna silvestre es un delito y puede tener multas de 300 hasta 40 mil salarios mínimos legales mensuales vigentes, e incluso incurrir en prisión de 60 hasta 135 meses, según la ley de delitos ambientales a nivel nacional (Ley 2111 del 29 de julio de 2021). 

Desde Cortolima se trabaja a diario en distintos operativos y sobre todo en la recuperación y rehabilitación clínica y comportamental de estos animales que por distintas razones han llegado al territorio tolimense, un proceso que puede llegar a durar hasta seis meses para que los animales se puedan adaptar y volver a su distribución natural en las zonas del país a las que pertenecen.

En esta ocasión, Cortolima en trabajo articulado con la Corporación Autónoma Regional del Atlántico realizaron la liberación y reubicación de estas especies, dándoles así una segunda oportunidad, regresándolos a su hábitat natural, a su lugar de origen para una mejor calidad de vida.

Desde la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, se hace un llamado a toda la comunidad para que entre todos cuidemos y salvaguardemos la fauna silvestre. En caso de conocer un caso de maltrato animal, tráfico, tenencia ilegal y comercialización de individuos de fauna silvestre tiene a disposición la línea de atención y rescate 3186322529.

Los individuos que son liberados en un ecosistema en específico, es porque están en todas las condiciones físicas y comportamentales para poder sobrevivir por sí mismos.

Los animales que son reubicados en sitios como los zoológicos, es porque requieren una conservación in situ, son animales que deben adaptarse y compartir con individuos de su misma especie y en su propio ecosistema de manera controlada y atendida por expertos. Son quienes aún no pueden ser liberados porque no están en condiciones físicas o comportamentales para sobrevivir ante otras especies, esto es consecuencia del tráfico ilegal, que le arrebata su estado natural y muchas veces generan traumatismos y no pueden regresar a su hábitat.