Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 08.Diciembre.2021
Velotax
  |   07.Abril.2020   |   Por:  
Tatty Umaña

Los requerimientos alimentarios en época del Covid-19

Agricultura
En situaciones como la que estamos viviendo, en esta pandemia del Covid-19, nos damos cuenta de las prioridades de la humanidad. El aire, el agua y los alimentos son, sin duda, la base para que el hombre pueda vivir en este hermoso planeta.

Andrés Piñeros Latorre, periodista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, colaborador de la revista Agricultura de las Américas y bloguero de Andinauta.com, un observador y crítico de la realidad, ser humano sensible y atento al medio ambiente, a la política, en conversación con Ecos del Combeima nos mostró un panorama frente al agro y las regiones que se nos ha olvidado en estas épocas difíciles en las que nos olvidamos que para todos la situación no es la misma

Países como Colombia, que tienen el privilegio de ser productores de toda la cadena alimenticia y de productos que van desde el arroz o el plátano, cultivados al nivel del mar, pasando por el café o el cacao en climas templados, hasta la papa y las verduras de los altos climas fríos son, junto con los diferentes animales de consumo doméstico (especialmente vacas, cerdos y pollos), lo que se requiere para vivir.

Piñeros puntualizó:"Regiones como el llamado Tolima Grande, la unión de los actuales Huila y Tolima, los que han servido como despensa, en buena medida, para la canasta de los colombianos. Y ahora, más allá de las riquezas minerales, del petróleo, aún de la energía que suministran las represas o embalses de agua; los seres humanos estamos mirando hacia lo básico, hacia los alimentos, hacia los nutrientes que, sin duda, son los que nos permiten vivir."

Es el sector agropecuario, la base para que el hombre tenga la energía para seguir viviendo, para enfrentar las situaciones que vienen con todas estas enfermedades que vienen aliadas al llamado Corona virus, a los problemas respiratorios, a la baja de defensas en una población que aunque tenga las plazas y mercados, los super y hasta los hipermercados, llenos de alimentos; se enfrenta a un problema mayor, como es el que no haya dinero, moneda circulante, ya que las cadenas productivas están a punto de quebrarse.

Es así como la seguidilla de cuarentenas nos irá llevando a que el dinero pierda su valor, a que las necesidades primarias no se puedan suplir. En un mundo donde se le ha dado más importancia a la riqueza desenfrenada, a la acumulación de bienes, edificios, automóviles; a la propiedad feudal de las tierras; mientras los campesinos, los hombres y mujeres que con sus manos y su sudor labran la tierra y cosechan sus frutos, son subvalorados y desplazados, ya que el valor de su trabajo no les permite vivir adecuadamente.

Mientras como en un espejismo, son atraídos por las ciudades, por cinturones de miseria, por trabajos miserables que no les permiten vivir dignamente. Y por eso, una crisis como la que estamos viviendo, es la oportunidad para que los colombianos y especialmente los tolimenses miren hacia la tierra, porque es allá donde está la vida de los seres humanos.

 

Y nos deja un mensaje para la reflexión: "El agua, el aire y la tierra son el espacio para que las semillas se conviertan en plantas, para que los animales crezcan y encontremos alimento para seguir creciendo. Porque la humanidad necesita del agro y de los animales para vivir; porque tenemos que romper con falsos ideales y entender que el fondo y el valor de nuestro planeta está en su medio ambiente, en el verde de la naturaleza, en la transparencia de las aguas, en el azul del cielo y el gris de las nubes."