Alcaldia
12.Noviembre.2010 Por Equipo Ecos del Combeima

A sus 13 años, Omaira Sánchez, murió despidiéndose de un avión que sobrevolaba la zona del siniestro. Su imagen, enterrada hasta el mentón en el lodo durante 59 horas, se convirtió en símbolo del Armero borrado del mapa con 25.000 de sus habitantes