Gana Gana

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 26.Octubre.2021
Constructora Bolivar
Velotax
  |   12.Abril.2018   |   Por:  
Carmen Sofía Bonilla Martínez

Alfonso Jaramillo Salazar, un legado de trabajo social que perdurará por siempre

Guillermo Alfonso Jaramillo
Crédito: 
Tomada de internet
El médico y político nacido en el municipio del Líbano-Tolima ha dejado un legado al departamento ya que fue el impulsor de programas para la educación de la niñez, promotor de la nutrición de menores y coadyuvo con mecanismos de solución y alternativa al sector agropecuario, entre otros proyectos.

 

Médico Especialista en cirugía General de la Universidad Nacional de Colombia, Oriundo del Líbano, esposo de Hilda Martínez de Jaramillo, quien lo impulsara en la actividad política, siendo concejal y primer alcalde popular de dicha localidad, para lo cual gestionó la construcción de obras como el hospital regional del Líbano, hotel Los Fundadores, la carretera Armero – Líbano y la fundación de varios de los barrios de municipio.

Su destacó por su excelsa hoja de vida, habiendo ocupado cargos a nivel nacional y regional, como ministro de Salud, gobernador del Tolima, representante por el Tolima, senador de la República y embajador en Noruega, Perú e Italia; lo que resulta de vital importancia que nos detengamos un poco en lo que significó no solo para el departamento, sino para el país el médico Alfonso Jaramillo pues todos los cargos que ocupó los desempeñó con decoro. Sobre eso no hay reparo alguno. Pero el médico Jaramillo Salazar hace 35 años, se encontraba retirado de la política y de toda actividad administrativa.

En su trasegar legislativo, fue impulsor y promotor entre otros de:

  1. La educación, desde pre-escolar hasta la formación técnica de manera equitativa y justa para todos los colombianos.
  2. Promotor del programa de nutrición para los menores, adultos mayores, mujeres embarazadas, para su adecuado desarrollo desde la niñez hasta vejez, para todos los compatriotas del territorio nacional.
  3.  “Empleo para todos”, como eje estratégico de la época para fortalecer el desarrollo social no solo del Tolima sino del país en general, especialmente en obras e infraestructura.
  4. “La vivienda de interés social” por el déficit de la época, convirtiéndolas en una política estatal de apoyo a los menos favorecidos.
  5. Coadyuvo con mecanismos de solución y alternativa al sector agropecuario en “políticas de descentralización agraria” a fin de lograr que las inversiones llegaran a todas las familias asentadas en el sector rural del país.
  6. Fortalecimiento del sector agrario en bien de las familias por la dedicación “a toda una vida en el campo”

Como ministro de Salud, recorrió incansablemente el país llegando hasta los rincones más apartados, para conocer sus necesidades, ejecutando soluciones que entre otros aspectos, sobresalen:

  1. Aumento ostensiblemente la cobertura de salud curativa, creando conciencia hospitalaria.
  2. Construcción, mejoramiento, instalación y dotación de innumerables hospitales en todo el país, no solo en los centros urbanos sino también en los rincones rurales, en las zonas fronterizas y en las periféricas, donde construyó más de mil puestos de salud.
  3. Hizo realidad los programas de vacunación masiva destinados a la población infantil y como complemento hizo posible la dotación de la red de frío para la conservación de vacunas.
  4. Llamó la atención sobre las consecuencias perniciosas y fatales del deterioro del medio ambiente. Elevó de 80 a 8000 millones de la época, el presupuesto para salud ambiental.
  5. Puso fuerte acento sobre la situación inhumana y desastrosa de la estructura existente en salud mental.
  6. Fundó unidades de salud mental anexas a los hospitales de tercer nivel en el mismo rango y categoría de las otras unidades como cirugía, obstetricia, pediatría, etc., lo que hizo posible aumentar las cifras de recuperación de los enfermos de salud mental que estaban ostensiblemente abandonados.
  7. Con el fin de actuar contra la tasa de mortalidad infantil, causada básicamente por diarreas, instaló la primera planta de rehidratación oral, pero con la condición de que el suero procesado no fuera vendido solo en las droguerías sino también en las tiendas de los barrios y veredas campesinas.

Por su distinguida vida pública fue objeto de innumerables reconocimientos y condecoraciones nacionales e internacionales, sobresaliendo la Cruz de Boyacá, Gran Cruz de la Democracia, Grado Gran Comendador del Senado de la República, así como, condecoraciones de los Gobiernos de Noruega, Perú e Italia.

Padre de los exsenadores Mauricio Jaramillo Martínez y del médico Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, éste último exgobernador del Tolima y actual Alcalde de Ibagué; así como de Edgar, Omar y Martha Lucía Jaramillo Martínez.

Sin embargo, hoy queremos referirnos a un nombre en particular, al hombre ejemplar, humilde y quien amo su tierra, al Dr. ALFONSO JARAMILLO SALAZAR, que Dios lo tenga en su gloria y quien se merece el máximo de las exaltaciones por parte de los tolimenses en un Duelo especial.