Alexa
Gana Gana
Torreon

790 AM

IBAGUÉ - COLOMBIA, 01.Diciembre.2020
Inacar
Secretaría Desarrollo Económico
  |   20.Marzo.2018   |   Por:  
Ecos del Combeima

“Pese a que la Contraloría emitió un fallo el consorcio no ha hecho la devolución de esos dineros”: Jairo Cardona

Jairo Cardona
Crédito: 
Ecos del Combeima
El secretario de Educación y Cultura del departamento señaló que el consorcio que integraba Lelio Aguirre Ossa, actual ganador del contrato de comedores comunitarios de Ibagué, le debe a la Gobernación 570 millones de pesos del PAE departamental 2015.
Salud Tolima

Una gran polémica se viene tejiendo en torno a la adjudicación del contrato de suministro de alimentos a los comedores comunitarios en Ibagué a la empresa Unión Temporal Nutriendo con Amor de la cual hace parte Lelio Aguirre Ossa.

El mismo que durante la Gobernación de Delgado Peñón cobró 570 millones más en raciones para implementos de miles de personas en el segundo semestre del 2015.

Jairo Cardona, secretario de Educación y Cultura del Tolima, comentó que el anterior Gobierno suscribió un convenio con un consorcio al cual pertenecía Aguirre Ossa en el que se autorizaba un pago conforme se hizo.

“Cuando llegamos encontramos una alerta suscrita por el anterior secretario de Planeación que indicaba que el contrato no se podía continuar en el año 2016, nosotros pedimos los conceptos y se ratificó la posición que no podía seguir en ejecución, hicimos un llamado para cancelar bilateralmente el contrato pero pese a las reuniones no logramos llegar a un acuerdo y procedimos a liquidar unilateralmente observando que teníamos un saldo a favor de 570 millones de pesos”.

El secretario puntualizó que dicho dinero que pertenecen a las regalías se encuentran en cobro coactivo al día de hoy pues el consorcio no ha hecho la devolución de los recursos.

Según el informe de la auditoría realizada por la Contraloría General de la República se le pagó 3.175 millones de pesos y las raciones (almuerzo a un valor de 2.678 pesos y refrigerios a mil pesos) solo daban 2.604 millones de pesos, la Gobernación de Delgado Peñón giró dos contados de 1.120 millones y otro de 933 millones de pesos.

“Pudimos verificar que la forma de pago contractual así lo establecía y por tanto la Administración realizó los giros, lo que quedó establecido fue el pago lo que no se previó fue que había un cambio de vigencia presupuestal lo cual llevó a que el contrato no se pudiera ejecutar conforme lo resaltó y reiteró el secretario de Planeación de la época”.

El secretario puntualizó que es preocupante que pese a que la Contraloría ya emitió un fallo de responsabilidad fiscal, el consorcio no haya regresado los recursos a las arcas de la Gobernación.

El informe además resalta que se presentaron hallazgos en torno a la calidad de las raciones pues el PAE departamental del 2015 no contó con veeduría ciudadana, ni concepto sanitario de los comedores escolares de los municipios no certificados, entre otras que se presentaron en diferentes sedes y municipios.

“Hemos hecho un seguimiento muy puntual a todo lo que corresponde la contratación del PAE, pero le corresponde a los operadores dar respuesta a las inconsistencias que ha encontrado la Contraloría”, afirmó Cardona.

El funcionario recordó que en su momento se habló de una liquidación unilateral del contrato para justificar una urgencia manifiesta que se emitió en ese momento, explicó que la liquidación se debió a una alerta del Gobierno anterior que al corroborarse dio cuenta que no podía continuar.

“Declaramos la Urgencia Manifiesta porque la Procuraduría General de la Nación a través de una de sus delegadas lo propuso y también el Ministerio de Educación lo sugirió en un encuentro de secretarios de educación, acudimos a esa figura para buscar un operador que rinda las garantías y fue así como Construyamos Colombia, que había sido contratista del anterior Gobierno Departamental, se quedó con el contrato, el Ministerio de Educación refrendó la decisión al manifestar que ocupó uno de los primeros lugares en operación del PAE”.